refuerzo tdah

Tratamiento del TDAH mediante Terapia Conductual y Refuerzos Complementarios

4.9/5 - (37 votos)

¿Cuánto llevas gastado en clases de apoyo, refuerzo académico o terapia de conducta para tu hijo con TDAH? La mayoría de las madres de mi consulta responderían a esta pregunta con una cara muy expresiva. Hace ya mucho tiempo que perdí la cuenta. Estamos hablando del tratamiento del TDAH mediante terapia conductual y refuerzos complementarios.

No te quiero agobiar pero me temo que si el resto de intervenciones terapéuticas no se han puesto en marcha o no no funcionan bien, este tipo de actividades te dará muy poco resultado. No significa que no sean útiles, todo lo contrario, son muy importantes, pero si no se organizan y gestionan de la forma adecuada, pueden ser un pozo sin fondo y sin resultados. 

En este artículo puedes identificar cuáles son las terapias y refuerzos más necesarios en la mayoría de los chicos con TDAH y por qué es tan importante que para sacarles auténtico rendimiento, estén complementadas con el resto de intervenciones previas.

Tipos de terapia conductual y refuerzos para el TDAH

¿Crees que tiene sentido enseñar a leer a un niño ciego sin usar braille? Evidentemente no. Esta situación es perfectamente equiparable a ponerle clases de apoyo, refuerzo o terapia conductual a un niño con TDAH, que no está tomando tratamiento farmacológico ni haciendo ningún otro tipo de terapia. 

Dado que un chico con TDAH no puede controlar a voluntad su atención, su concentración, sus movimientos o sus impulsos, en la inmensa mayoría de casos que nos encontramos en estas circunstancias, es decir, haciendo estas terapias sin ningún apoyo farmacológico y demás, los resultados están claros, imperceptibles. Vamos a ir analizando las cinco opciones más habituales:

Terapia complementaria 1: Apoyo escolar 

Esta es una las situaciones que me encuentro con más frecuencia en el día a día de mi consulta y que cada vez entiendo menos. Los centros educativos en los que sacan a los niños con TDAH del aula para darle las clases de apoyo fuera. 

Más allá de lo poco efectivo que esto puede ser per sé, hay que tener en cuenta que en esas clases nunca irán al mismo ritmo que en las habituales. Además, el niño sale de su entorno y esto suele generar dificultades de autoestima y problemas de integración con el resto de compañeros. Además, se rompe la rutina del niño que luego no sabe cuáles son los deberes que tiene que haber o los trabajo que tiene que presentar. 

Moraleja: Mejor en el aula que fuera de su entorno.

Terapia complementaria 2: Refuerzo académico

Valorando ya la situación fuera del horario escolar, el refuerzo académico debe contemplar una serie de características mínimas para resultar efectivo.

  • Primero, mejor un profesor que los padres
  • Segundo, mejor individual que en grupo
  • Tercero, mejor en un entorno específico
  • Cuarto, importante mantener un contacto directo con el centro educativo
  • Quinto, imprescindible que el horario esté dentro del efecto de la medicación
  • Sexto, fundamental tener en cuenta todas las adaptaciones potencialmente beneficiosas para tu hijo

Terapia complementaria 3: Logopedia

Aquí nos encontramos con una situación parecida a la anterior, pero además, debemos tener en cuenta una variable complementaria. 

Es habitual que los chicos con TDAH tengan problemas de lenguaje que dependen fundamentalmente de los propios síntomas del mismo. Es decir, que además de un trastorno del lenguaje como tal, la falta de atención, la hiperactividad o la impulsividad pueden dificultar de forma tan o más significativa el lenguaje que su propio trastorno

En ese tipo de casos, cualquier apoyo logopédico realizado se volverá prácticamente y por lo tanto, es fundamental actuar sobre los síntomas del TDAH en las fases iniciales de la terapia. 

Terapia complementaria 4: Terapia de conducta

¿Cuántas veces ha respondido un sordo a una llamada? ¿Cómo crees que va a ser capaz tu hijo de controlar su conducta por mucha terapia que haga si no el mecanismo cerebral que la regula sigue sin funcionar correctamente? 

Seguro que eres perfectamente de las veces que has visto meter la pata a tu hijo una y otra vez sin aprender de sus errores a pesar de arrepentirse sinceramente. 

No es su culpa, no lo controla.  Primero arregla el problema y luego enséñale a controlarlo. Si el carburador está estropeado, no arreglas el problema poniendo una gasolina más potente ¿Verdad? Aquí tampoco

Terapia complementaria 5: Terapia de relaciones sociales

De todas las opciones que estamos revisando, esta sea la que probablemente pueda ser más compleja y por tanto, la que necesita mayor trabajo. Esto significa que en este caso abogo por potenciar al máximo su uso independientemente de las otras intervenciones que se estén planteando. 

Evidentemente va a ser más efectiva si se complementa con las demás, pero considero tan importante cuidar la autoestima y las emociones de los chicos con TDAH, que la integración dentro de su grupo de iguales me parece una auténtica prioridad dentro de los planes de terapia y tratamiento.

Esta es la información principal que debes conocer sobre el tratamiento del TDAH mediante terapia conductual y refuerzos complementarios. Aquí tienes un vídeo para ampliar la información:

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para despejar tus dudas

Comments

comments

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para solucionar tus dudas

El mejor libro sobre TDAH para padres

Formación On Line en TDAH para padres

Si necesitas más información y quieres resolver tus dudas

Acaba con las fobias y la ansiedad con realidad virtual

Categorías

Estamos en MADRESFERA

Llama Ahora!
Dirección