Tratamiento del TDAH mediante estimulación cerebral

4.9/5 - (36 votos)

¿Piensas que es posible modificar la estructura del cerebro en casos como el TDAH? De este modo, se podría conseguir que los circuitos que provocan los problemas de atención, hiperactividad o impulsividad funcionen de forma correcta. Aunque parezca ciencia ficción se puede hacer un tratamiento del TDAH mediante estimulación cerebral. Además, no es necesario contar con maquinaria ultra avanzada.

Lo más importante de este tipo de técnicas es que van al origen del problema. No se basan en controlar los síntomas, sino en normalizar el funcionamiento cerebral de los circuitos que los generan. Además, los efectos son muy permanentes en el tiempo. 

En este post vas a conocer cuáles son las dos técnicas de estimulación cerebral no invasiva, que están revolucionando el tratamiento en el mundo de las neurociencias en todo el mundo. Son la tDCS y la TMS.

Tipos de estimulación cerebral para el TDAH

Técnica no invasiva de estimulación cerebral mediante campos magnéticos

También conocida por sus siglas, TMS, la Estimulación Magnética Transcraneal comenzó a utilizarse de forma bastante prometedora como parte del tratamiento de rehabilitación de pacientes con daños cerebral como ictus, o secuelas de tumores o accidentes. 

Progresivamente se fueron ampliando sus indicaciones conforme los estudios de investigación fueron demostrando la utilidad en otros cuadros como el TDAH, la depresión o la fibromialgia entre otros. Su mecanismo de funcionamiento se basa en la posibilidad de usar campos magnéticos generados por una máquina especializada. Dichos campos se pueden orientar de forma muy precisa hacia las áreas cerebrales afectadas

El efecto de la aplicación de estos campos produce un aumento de los procesos metabólicos cerebrales de renovación celular en las neuronas y el resto de células del sistema nervioso. Al final lo que conseguimos es regenerar células, tejidos y con ello, circuitos, que van a permitir normalizar progresivamente el funcionamiento de las áreas cerebrales tratadas. 

Como te decía al principio, suena a ciencia ficción, pero es real como la vida misma. ¿Cuál es la principal limitación de esta tecnología? El coste de los equipos. Son extraordinariamente caros para su uso en pequeños centros no hospitalarios. Aún así, hay buenas noticias en el siguiente apartado. 

Técnica no invasiva de estimulación cerebral mediante corriente continua

La estimulación transcraneal con corriente contínua, también conocida por sus siglas en inglés, tDCS es una alternativa a la TMS con unos resultados muy similares pero con equipos mucho más asequibles. En este caso, en vez de campos magnéticos se usan estímulos eléctricos con corriente contínua, que se puede aplicar con pequeños dispositivos que se colocan como una cinta o un gorro en la cabeza. 

A lo mejor te suena raro o peligroso, algo parecido al electroshock, pero no tiene absolutamente nada que ver. Aquí no se electrocuta a nadie. Los que trabajan de electricidad saben que la corriente contínua no da calambre, solo transmite energía, igual que se hace con la TMS, pero esto permite usar equipos infinitamente más sencillos y baratos.

En resumen, cualquiera de estas dos técnicas va al origen del problema y tiene como objetivo normalizar la estructura cerebral alterada en el TDAH. El máximo potencial de resultados se consigue cuando se combinan estas técnicas con otras como el tratamiento farmacológico, los suplementos nutricionales, el neurofeedback y la estimulación cognitiva neuropsicológica. Y ahora mismo todas están disponibles.

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para despejar tus dudas

Comments

comments

Cristi Cárdenas
[email protected]

Responsable de comunicación del Instituto Andaluz de Neurología Pediátrica. La comunicación es la base de todo. Mi labor es difundir la máxima información posible sobre neurología infantil y ayudar a todo el que lo necesite

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.