ojo vago

Tratamiento del Ojo Vago ¿Hay algo más que el parche?

Tratamiento del Ojo Vago ¿Hay algo más que el parche?
Valora este artículo

Para el tratamiento del ojo vago o ambliopía hay muchas otras opciones además de parches. ¿Cuáles son? ¿Cómo se usan? ¿Qué resultado dan? Todo lo necesario

 

En mi anterior colaboración os hablaba de la ambliopía, pero hoy te voy a hablar del tratamiento del ojo vago y los parches

Si no has leído la entrada aquí tenéis un enlace: “El ojo vago. Ver o no ver. Esa es la cuestión

Bien, refresquemos lo básico

¿Qué es la ambliopía u Ojo Vago?

Ambliopía u ojo vago, es aquella situación en la que no se consigue ver bien, aunque se usen las gafas adecuadas.

¿Por qué ocurre el ojo vago?

Esta situación ocurre porque hay una alteración neurológica.

Aquí quiero pararme otra vez para insistir en que no vemos con los ojos, sino que realmente vemos con el cerebro.

Los estímulos luminosos que llegan a la retina viajan a través del nervio óptico hasta el cerebro. Allí la información es procesada en la corteza cerebral occipital para dar lugar a una imagen.

La ambliopía tiene lugar cuando en el periodo crítico del desarrollo visual no han llegado imágenes de calidad al cerebro que está madurando.

Este periodo siempre de manera clásica se ha considerado que llegaba a penas hasta los 7-8 años de vida, aunque realmente se pueden conseguir mejorías en edades mucho más avanzadas.

¿Cuáles son las causas del Ojo Vago?

Básicamente hay 3 motivos

  1. Estrabismo u ojo desviado
  2. Defecto de gafa en un solo ojo (anisometropía), o más raro, defectos elevados de ambos ojos
  3. Deprivación visual. Uno de los ojos no recibe imágenes, por ejemplo, por una catarata de nacimiento, una cicatriz en la córnea o situaciones más extrañas que os contaré más abajo.

Las gafas hay que usarlas siempre, no a ratos

Seguramente conozcas algún niño que usa gafas solamente durante las horas de colegio, o para hacer tareas o ver la televisión. Puede que dudes acerca de la necesidad de uso de las gafas que le han indicado a tu propio hijo. Bien, cuando detecto un problema de visión en un niño siempre indico a los padres que el niño use las gafas siempre, y que sea la excepción no ponérselas. Si el cerebro de tu hijo recibe en sus primeros años de vida imágenes borrosas va a desarrollar una mala calidad visual e, incluso, ojo vago.

Ahora que nos hemos centrados, pasemos a hablar de las opciones de tratamiento del ojo vago.

Estas son las mejores opciones de tratamiento del ojo vago

En realidad ya te he hablado de lo primero que hay que hacer para tratar el ojo vago:

  • Ss imprescindible acudir al oftalmólogo y valorar si tu hijo necesita gafas. Para ello es necesario en la gran mayoría de casos dilatar la pupila, lo que solo puede hacer el médico oftalmólogo. Si tu hijo necesita gafas, asegúrate de que las lleve de manera continua y que no mire por encima de ellas.
  1. Los parches
  2. Los parches + La terapia visual
  3. Las penalizaciones

1) Lo clásico, los parches para el tratamiento del ojo vago

La forma clásica en la que se ha tratado la ambliopía es usando parches para tapar el ojo sano y así forzar la visión del ojo con menor visión.

A esta técnica se le llama oclusiones, y sigue siendo la forma más segura de recuperar la visión del ojo afectado.

Es normal que sientas un cierto rechazo a la idea de que tu hijo necesite oclusiones, sobre todo porque inconscientemente asociamos la idea del parche al niño torpe que va mal en el colegio, y que a menudo tienen problemas para socializar.

En los últimos años ha habido cambios importantes en las indicaciones para el uso de oclusiones en niños.

Ahora sabemos que para que la oclusión sea eficaz basta con unas pocas horas al día, menor número cuanto más pequeño sea el niño.

Ya podemos olvidarnos de aquella idea de tapar un ojo durante varias semanas seguidas, incluso cuando el niño estaba dormido, como se decía durante mis años de residencia.

La cara B de las oclusiones es que es importante ser disciplinados:
  1. Tapa el ojo de tu hijo todos los días que te haya indicado el oftalmólogo.
    1. Tapar 5 días en semana significa que si de lunes a viernes has fallado algún día tendrás que recuperarlo el sábado o domingo.
  2. Mientras tu hijo tenga el parche puesto debe estar haciendo tareas que impliquen la visión.
    1. Es preferible que sean tareas de cerca como leer, colorear o puedes aprovechar para dejarle usar la Tablet o la consola. Hay que conseguir que estimule el ojo vago
  3. El parche tiene que ser el adecuado para el tamaño de su cara, asegúrate que está pegado a la piel.
    1. No sirve pegar el parche a la gafa, o usar un parche de tela tipo pirata.
  4. Cuando hayáis alcanzado la visión esperada con el ojo vago probablemente el oftalmólogo indique unas oclusiones de mantenimiento
    1. No caigas en la tentación de no realizarlas. La visión que se ha recuperado se puede volver a perder.

2) La terapia visual para el tratamiento del ojo vago

Si has leído algunas de mis entradas antiguas, posiblemente recuerdes que en ellas te he hablado de la terapia visual,

La terapia visual  son una serie de ejercicios destinados a conseguir una adecuada cooperación entre los ojos para alcanzar lo que se llama visión binocular.

En la visión binocular la información que proviene de los dos ojos se complementa entre sí para conseguir una imagen que incluya datos de tres dimensiones de los objetos, distancia a los mismos o si se están moviendo.

Ojo con como se usa la terapia visual

En los últimos años hay un aumento creciente de información sobre terapia visual para mejorar situaciones tan dispares como la ambliopía, el TDAH o la dislexia.

Te preguntarás si la terapia visual es útil, o incluso necesaria, para mejorar la visión de tu hijo.

La terapia visual puede ayudar a mejorar algunas funciones visuales, pero solamente una vez que se ha conseguido recuperar la agudeza visual, es decir, la terapia visual no va a conseguir que tu hijo recupere la visión de su ojo vago si no se combina con parches.

¿Cómo se hace la terapia visual?

Los ejercicios de terapia visual están destinados, sobre todo, a entrenamiento muscular.

  • Por un lado, a mejorar la motilidad extrínseca, que ambos ojos se muevan de manera conjugada para evitar que aparezca el estrabismo.
  • Por el otro, a fomentar una adecuada acomodación, que es el enfoque nítido a una distancia adecuada.

Si existe un estrabismo manifiesto, que no se corrige al ponerle gafas al niño, la única solución definitiva es la cirugía.

La acomodación, en la práctica totalidad de los niños, es normal y basta con ayudarlos a adoptar distancias adecuadas al leer o ver la televisión.

Hay algunas situaciones, como la insuficiencia de convergencia, en la que los ojos no son capaces de tomar la postura correcta durante la lectura, que pueden mejorar sustancialmente con la terapia visual.

Espero que no te hayas saturado con todo lo que te he contado hasta ahora.

3) La “penalización” para el tratamiento del ojo vago

La penalización es conseguir que uno de los dos ojos, el que ve bien, vea borroso de manera de intencionada.

¿Qué pretendo conseguir cuando uso una penalización?

Muy sencillo, facilitar el desarrollo del ojo vago (ambliope).

Hay dos formas de penalizar un ojo:

  • Una de ellas es poner al niño cada día una gota de un fármaco, esto se llama penalización farmacológica;
  • La otra, usar una graduación en ese ojo que no es exactamente la que necesita, es la penalización óptica.
  • Además, pueden combinarse ambas para conseguir mejores resultados.

Yo uso muy poco, prácticamente nunca en realidad, la penalización farmacológica.

No es fácil acordarse de poner cada noche y/o cada mañana una gota, que además pica, en medio del día a día de cualquier familia. Seguramente a tu hijo no le entusiasme la idea de que le pongas una gota en su ojo cada día, otro motivo para intentar otro sistema.

La penalización óptica es mi opción favorita en varias situaciones

  1. Tras usar el parche con éxito.
    1. Al dejar de usarlo no es raro que parte de la visión recuperada se pierda de nuevo, aquí funciona muy bien usar penalización durante algunos meses.
  2. En chicos por encima de los 8-9 años con ambliopía no detectadas o que no han sido adecuadamente tratadas hasta ese momento.
    1. Aquí propongo usar una penalización importante durante unos meses y a menudo consigo resultados sorprendentes. Si estamos en esta situación, para mí es básico explicar al chico lo que estamos intentando hacer para conseguir su colaboración, porque supone un desafío importante seguir el ritmo escolar con una penalización óptica elevada.
  3. Cuando la situación familiar u otras circunstancias dificultan el uso adecuado del parche.
    1. Se me vienen a la cabeza dos situaciones muy diferentes en las que opté por recomendar penalización óptica por el entorno: en el primer caso, una niña de 5 años con altas capacidades y muchas dificultades para socializar. En el segundo, un chico de 7 años, sus padres estaban divorciados y la madre no daba importancia alguna a la existencia del ojo vago y no le ponía los parches. Ambos evolucionaron satisfactoriamente al usar penalización óptica

El mayor inconveniente de la penalización óptica es el desembolso económico, porque el ojo penalizado a menudo se acostumbra a la graduación “incorrecta” y en pocos meses se hace necesario cambiar los cristales.

Cuando preveo que voy a necesitar variar a menudo el grado de penalización uso algún truco, como empañar uno de los cristales usando laca de uñas, que funciona de un modo similar a modificar la graduación, aunque es algo más engorroso y estéticamente peor.

El resumen final

Bien, hasta aquí todo lo que quería contarte sobre el tratamiento de la ambliopía u ojo vago. Como resumen, te dejo las ideas principales:

  1. Si tu hijo tiene un problema visual debe ser valorado y revisado por un médico oftalmólogo, es el único profesional que puede realizar una graduación adecuada de sus gafas.
  2. Si necesita gafas asegúrate de que las lleva siempre, dejarlas en casa debe ser la excepción. Elige un modelo adecuado a su edad y a la forma de su cara, que no le moleste y quede bien colocado para que no mire por encima de los cristales.
  3. El parche es la mejor opción para recuperar la agudeza visual del ojo ambliope. La terapia visual puede ser un complemento, pero no recupera la agudeza visual si se usa de manera aislada.
  4. La penalización óptica puede ayudar a tu hijo cuando ya no necesite el parche, pero debe entender que es un tratamiento y que por tanto hay que usarla según te indique tu médico oftalmólogo

Espero que la información de esta entrada te haya sido útil, y si le han detectado ojo vago a tu hijo ánimo y no dejéis de seguir las indicaciones del oftalmólogo.

 

Artículos relacionados

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para despejar tus dudas

Si te ha gustado ¡Compártelo!

Comments

comments

Tags:
Manuel Antonio Fernández Fernández
[email protected]

Director del Instituto Andaluz de Neurólogia Pediatrica | Ayudo a chicos con problemas neurológicos a desarrollar todo su potencial para alcanzar una vida plena y completamente satisfactoria.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

8683

¿Necesitas ayuda con tu hijo?

Descubre qué pasa y qué hacer para solucionarlo

¿Tienes problemas de epilepsia, dolor de cabeza o problemas de sueño?

*El Neuropediatra te informa que los datos de carácter personal que nos proporcionas rellenando este formulario, serán tratados por Manuel Antonio Fernández, como responsable de la web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte mis publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas están ubicados en los servidores de Mailchimp, mi proveedor de email marketing, a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU Privacy Shield. Puedes ver la política de privacidad de Mailchimp aquí.

El hecho de no facilitarme los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorias hará que no pueda atender tu solicitud.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, portabilidad o supresión en [email protected] Puedes consultar la información detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

8680

¿Necesitas ayuda con tu hijo?

Descubre qué pasa y qué hacer para solucionarlo

¿Tienes problemas de maduración y/o desarrollo?

*El Neuropediatra te informa que los datos de carácter personal que nos proporcionas rellenando este formulario, serán tratados por Manuel Antonio Fernández, como responsable de la web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte mis publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas están ubicados en los servidores de Mailchimp, mi proveedor de email marketing, a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU Privacy Shield. Puedes ver la política de privacidad de Mailchimp aquí.

El hecho de no facilitarme los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorias hará que no pueda atender tu solicitud.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, portabilidad o supresión en [email protected] Puedes consultar la información detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

8686

¿Necesitas ayuda con tu hijo?

Descubre qué pasa y qué hacer para solucionarlo

¿Tienes problemas de conducta y/o aprendizaje?

*El Neuropediatra te informa que los datos de carácter personal que nos proporcionas rellenando este formulario, serán tratados por Manuel Antonio Fernández, como responsable de la web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte mis publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas están ubicados en los servidores de Mailchimp, mi proveedor de email marketing, a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU Privacy Shield. Puedes ver la política de privacidad de Mailchimp aquí.

El hecho de no facilitarme los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorias hará que no pueda atender tu solicitud.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, portabilidad o supresión en [email protected] Puedes consultar la información detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.