medicacion tdah

Tratamiento del TDAH con medicación

4.9/5 - (36 votos)

La medicación para el TDAH es una droga, es como dopar a los niños para que los padres puedan estar más tranquilos. Cualquiera que se tome uno de los tratamientos para el TDAH mejora su concentración, a la larga se vuelven adictos y tienen problemas mentales… ¿Cuántas veces has escuchado frases como esta sobre el tratamiento del TDAH con medicación?

Por si te queda alguna duda, son absolutamente falsas. La cuestión es que en este tema hay muchos intereses cruzados.De hecho, el tratamiento farmacológico ha demostrado ser el tratamiento más efectivo y eficaz en el tratamiento del TDAH para controlar los síntomas tanto a corto, como a largo plazo.

En este artículo vamos a hablar sobre cómo funciona la medicación para el TDAH, por qué es eficaz, los tipos de medicamentos que hay y por qué no debes tenerle miedo a dárselo a tu hijo cuando es necesario.

¿Cómo funciona el cerebro de una persona con TDAH?

Para conseguir controlar todos los procesos de atención, movimientos e impulsos, desde la región delantera de nuestro cerebro se envían órdenes al resto del cerebro a través de mensajeros llamados neurotransmisores. Ese sistema de mensajería debe funcionar de forma correcta para que no aparezcan problemas o desequilibrios.

Lo que nos encontramos en el TDAH es que los neurotransmisores responsables no hacen adecuadamente su trabajo y en muchas ocasiones no llevan las órdenes de la región delantera del cerebro a su destino. Es entonces cuando aparecen los problemas de atención, de hiperactividad o de impulsividad porque no llegan las órdenes suficientes para regularlos. Esos neurotransmisores son la dopamina y la adrenalina.

Es fundamental que tengas este proceso claro porque el único efecto del tratamiento es evitar que los mensajes enviados se queden sin entregar y vayan de vuelta a casa sin pasar por su destino.

Tipos de medicación para el tratamiento del TDAH

Hay dos tipos:

Los medicamentos para el TDAH que actúan bloqueando la vuelta incorrecta de la dopamina se conocen como fármacos estimulantes, mientras que los que bloquean solo la vuelta de la noradrenalina se llaman fármacos no estimulantes

Antes de seguir, una pregunta. ¿Si tu hijo fuera diabético dudarías ponerle la insulina? Entonces por qué dudas sobre el tratamiento del TDAH. La insulina no hace que el páncreas de tu hijo funcione mejor, pero estos tratamiento sí mejoran el funcionamiento cerebral. 

Dentro de los medicamentos estimulantes para el tratamiento del TDAH hay dos tipos diferentes. El más antiguo se llama Metilfenidato, pero también contamos con otro llamado LDX o Lisdexanfetamina

Dentro de los medicamentos no estimulantes para el tratamiento del TDAH hay otros dos. La atomoxetina y la guanfacina de liberación prolongada. Vamos a ver muy brevemente los detalles fundamentales de cada uno de ellos que necesitan conocer los padres y los profesionales no experimentados en tratamiento farmacológico.

Metilfenidato

Tenemos 4 tipos diferentes de metilfenidato que se diferencian tanto en la duración del efecto como en la forma de presentación. 

  • Hay un tipo de metilfenidato de liberación inmediata que se presenta en un comprimido con cuatro horas de duración del efecto. Las marcas con Rubifen y Medicebran.
  • Hay otro tipo de metilfenidato de liberación retardada que se presenta en cápsulas rellenas de bolitas llamadas pellets. Estas cápsulas se pueden tomar cerradas pero también se pueden abrir para aquellos que lo necesitan. Tienen 8 horas de duración del efecto y un perfil diferente en cada tipo. Las marcas con Equasym, Medikinet y Rubifén Retard. 
  • Hay otro metilfenidato de liberación prolongada que se presenta en cápsulas compactas que no se pueden abrir porque su contenido se va liberando progresivamente. Tiene 12 horas de duración del efecto y las marcas son Concerta y Rubicrono. 

Cada una de estas opciones presenta unas dosis diferentes y comparten un metabolismo a través del hígado

Lisdexanfetamina

  • Solo existe una modalidad de este medicamento y se denomina Elvanse. A diferencia del metilfenidato, no tiene metabolismo a través del hígado y la presentación es en cápsulas rellenas de polvo soluble en agua.  
  • Como peculiaridad, este tratamiento estimulante, además de evitar la pérdida de dopamina, también evita la de noradrenalina.

Atomoxetina

  • Con el nombre comercial de Strattera, la atomoxetina se presenta en una amplia variedad de dosis en cápsulas así como en jarabe. Tiene una duración del efecto de aproximadamente 20 horas y su perfil de uso puede ser exclusivo o en combinación con alguno de los tratamientos estimulantes.
  • Como particularidad es importante tener en cuenta que es especialmente eficaz para los casos que asocian ansiedad y problemas de ánimo. 

Guanfacina de liberación prolongada

  • Para terminar, el Intuniv es el segundo tratamiento no estimulante y se presenta con un comprimido de liberación prolongada que alcanza las 24 horas de duración del efecto. Precisamente por eso no se debe partir. 
  • Como peculiaridad específica, este medicamento no estimulante es especialmente eficaz en los casos de TDAH que asocian tics y/o impulsividad

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para despejar tus dudas

Comments

comments

Cristi Cárdenas
[email protected]

Responsable de comunicación del Instituto Andaluz de Neurología Pediátrica. La comunicación es la base de todo. Mi labor es difundir la máxima información posible sobre neurología infantil y ayudar a todo el que lo necesite

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.