diagnostico asperger

El diagnóstico del Síndrome de Asperger

4.9/5 - (43 votos)

¿Tienes un hijo con Síndrome de Asperger? ¿Tu hijo tiene un lenguaje avanzado y peculiar asociado a problemas en la comprensión y relaciones sociales y sospechas que puede deberse a un Síndrome de Asperger? En este artículo te voy a hablar sobre el diagnóstico del Síndrome de Asperger. 

Si te encuentras en cualquiera de estas situaciones, te recomiendo leer este post hasta el final, porque es fundamental que tengas las cosas claras, y conozcas las diferentes vías de valoración disponibles, para este tipo de casos.

La realidad es que tenemos menos opciones disponibles para la realización de un diagnóstico de Síndrome de Asperger que en otros trastornos del desarrollo, pero esto es debido a que las más habituales son suficientemente efectivas para tener las cosas claras. 

En este artículo te voy a explicar las diferentes opciones que hoy en día están disponibles, para realizar una evaluación profunda y completa, en un caso con sospecha de Síndrome de Asperger. También en aquellos casos en los que ya está confirmado, para poder tener claro su perfil y la asociación con otros trastornos o comorbilidades.

¿Qué es el Síndrome de Asperger?

El Síndrome de Asperger es un trastorno del desarrollo neurológico, de origen, fundamentalmente genético, que afecta varias áreas del desarrollo personal. En la actualidad, se considera un cuadro incluido dentro de los trastornos del espectro del autismo. 

Esto genera un mal funcionamiento de múltiples circuitos en diferentes áreas del sistema nervioso, lo que a su vez, desequilibra la transmisión tanto de la actividad eléctrica, como de los neurotransmisores cerebrales

El resultado final es la disregulación de diferentes funciones cognitivas, y con ello, la alteración de los patrones de comportamiento, propios de estos chicos.

Las características del Síndrome de Asperger

Las características del Síndrome de Asperger podríamos resumirlas en tres grupos.

Por un lado, tendríamos los síntomas principales con tres áreas fundamentales:

  • Lenguaje de características peculiares con inicio precoz y formalmente correcto pero con alteraciones en el área de pragmática.
  • Inteligencia normal o, frecuentemente, por encima de la media con intereses habitualmente particulares sobre los que tienen unos conocimientos extraordinarios
  • Dificultades en la comprensión de aspectos sociales, emocionales o subjetivos como los segundos sentidos, las bromas o el sarcasmo entre otros, debido fundamentalmente a una comprensión extremadamente literal del lenguaje

Por otro lado, tendríamos los síntomas secundarios, que incluyen:

  • Torpeza motora
  • Hipersensorialidad
  • Rigidez o inflexibilidad cognitiva

Y para terminar, encontramos un tercer grupo en el que incluimos todos los síntomas derivados de las comorbilidades como pueden ser:

  • Problemas de atención
  • Hiperactividad
  • Dificultades en el control de los impulsos
  • Tics
  • Conductas obsesivo compulsivas
  • Problemas de lectura o escritura
  • Alteraciones de la conducta alimentaria entre otros

A diferencia de lo que te expliqué en el video sobre el diagnóstico del autismo, otras vías de valoración como las pruebas genéticas, o el estudio de la estructura cerebral, aportan poco debido a que son menos significativas y conocidas. 

Los aspectos a tener en cuenta en el diagnóstico del Síndrome de Asperger

Lo que realmente aporta valor y es de utilidad, para el diagnóstico del Asperger es el estudio de los patrones neuropsicológicos y funciones cognitivas, apoyado por el análisis de los patrones conductuales. Vamos a repasarlo:

Primero: Patrones neuropsicológicos y funciones cognitivas

Esta es una de las áreas más investigadas y estudiadas en el Síndrome de Asperger. Hay muchas teorías que intentan justificar las múltiples y diferentes dificultades neuropsicológicas y cognitivas que se encuentran en las personas con Asperger. Sin embargo, hasta la fecha ninguna teoría por sí misma ha sido capaz de explicar todo lo que necesitamos.  Esto incluye la valoración de la capacidad cognitiva, el análisis de los patrones del lenguaje, o estudio de las funciones ejecutivas de las que depende el autocontrol, entre otras. Hay múltiples pruebas para evaluar estos aspectos y muchos de ellos, están más relacionados con las comorbilidades presentes en estos casos, que son muy frecuentes, que con el propio Síndrome de Asperger.

Segundo: Patrones conductuales

Como digo, ante la ausencia de marcadores biológicos definitivos, y de patrones neuropsicológicos establecidos para el Asperger, debemos centrarnos en el análisis de los patrones conductuales de las personas. Esto podemos hacerlo mediante dos vías: Analizando la conducta directamente de la propia persona, o recogiendo la información a través de sus cuidadores principales. ¿Cuál es la mejor opción? La combinación de ambas. Hay múltiples herramientas para este fin. Como escalas, cuestionarios o modelos de entrevistas por ejemplo.

Esto debe combinarse con la valoración observacional de las conductas por parte de un profesional experimentado. Para valorar las características de las mismas y establecer en conjunto con lo anterior un diagnóstico clínico definitivo.

 

 

 

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para despejar tus dudas

Comments

comments

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para solucionar tus dudas

El mejor libro sobre TDAH para padres

Formación On Line en TDAH para padres

Si necesitas más información y quieres resolver tus dudas

Acaba con las fobias y la ansiedad con realidad virtual

Categorías

Estamos en MADRESFERA

Llama Ahora!
Dirección