Síntomas de dislexia en cada etapa de la vida

Síntomas de dislexia en cada etapa de la vida

La dislexia es un trastorno del aprendizaje que afecta tanto a niños como a adultos. Sus síntomas son diferentes con la edad, al igual que su gravedad. En general, las personas con dislexia tienen dificultades para leer y escribir o desglosar palabras en sonidos simples. Les cuesta aprender cómo los sonidos se relacionan con las letras y palabras, lo que se traduce en una lectura lenta y una deficiente comprensión lectora.

La dislexia usualmente se conoce como un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura y se suele identificar en la infancia, cuando los problemas de lectura se vuelven evidentes. Sin embargo, la dislexia puede pasar desapercibida por años o incluso décadas.

No se relaciona con la inteligencia. Es un trastorno neurobiológico que afecta las zonas del cerebro relacionadas con el lenguaje.

A pesar de su base biológica, la dislexia no se puede diagnosticar con un examen de sangre o con una resonancia magnética. Cuando los médicos hacen un diagnóstico, consideran los resultados de varios exámenes de lectura junto con los síntomas mencionados por la persona, sus padres o sus maestros.

En este artículo que traemos en colaboración con 2×3, te enseñamos todos los síntomas de dislexia que pueden variar con la edad, además de los síntomas a los que debes estar atento y cuándo hacerlo para identificar el trastorno lo más temprano posible.

Los síntomas de dislexia en los años preescolares

Los síntomas más tempranos de la dislexia aparecen en el primer o segundo año de vida, cuando los niños aprenden por primera vez a hacer sonidos.

Los niños que no dicen sus primeras palabras hasta los 15 meses de edad o sus primeras frases hasta los 2 años de edad, tienen un mayor riesgo de desarrollar dislexia.

Sin embargo, no todas las personas con este retraso del habla desarrollan la dislexia, y no todas las personas que tienen dislexia tuvieron retraso del habla cuando eran niños. Un retraso del habla es solo una pista para los padres para que pongan más atención al desarrollo del lenguaje de sus niños. 

Los niños de familias con antecedentes de dificultades para lectura también deberían estar atentos ante una posible dislexia.

Otros síntomas que advierten sobre la dislexia que aparecen antes de los 5 años de edad incluyen los siguientes:

  • Tener problemas para aprender y recordar los nombres de las letras en el alfabeto
  • Tener dificultades para aprender las palabras de canciones infantiles comunes
  • Ser incapaz de reconocer las letras de su propio nombre
  • Pronunciar mal palabras familiares o balbucear
  • Ser incapaz de reconocer patrones de rima

¿Cuándo se detecta la dislexia? Educación Primaria

Alrededor de los 5 o 6 años de edad, cuando los niños empiezan a aprender a leer, los síntomas de la dislexia son más evidentes. Los niños que están en riesgo de tener discapacidades para leer se pueden identificar en los primeros años de escuela; no hay una prueba estándar para detectar la dislexia, así que el pediatra de tu hijo trabajará contigo para evaluar sus síntomas.

Síntomas que indica que tu hijo está en riesgo de tener dislexia:

  • No entender que las palabras se desglosan en sonidos
  • Cometer errores de lectura que no están relacionados con los sonidos de las letras en la página
  • Tener antecedentes de familiares con problemas de lectura
  • Quejarse sobre lo difícil que es la lectura 
  • Mostrar problemas con el habla y la pronunciación
  • Tener problemas para pronunciar palabras básicas como de una sola sílaba.
  • No asociar las letras con sus sonidos

Los programas de intervención temprana usualmente se enfocan en la conciencia fonológica (sonido de las palabras), vocabulario y estrategias de lectura.

Los demás años de primaria con problemas de lectura

Muchos maestros no están formados para reconocer la dislexia. Los niños que son inteligentes y participan activamente en clases usualmente evaden y esconden sus problemas de lectura. Para cuando tu hijo llegue a estos cursos, es posible que se haya retrasado en la lectura, escritura y ortografía.

Entre los síntomas de la dislexia en estos grados están los siguientes:

  • Ser muy lento aprendiendo a leer
  • Leer de manera lenta e incómoda
  • Tener dificultades con palabras nuevas y al pronunciarlas
  • No le gusta o evita leer en voz alta
  • Usar un vocabulario vago e inexacto
  • Dudar al buscar palabras y responder preguntas
  • Usar muchos ruidos como “mmm” en la conversación
  • Pronunciar de manera incorrecta palabras largas, desconocidas o complicadas
  • Confundir palabras que suenan parecido
  • Tener problemas recordando detalles, como nombres y fechas 
  • Tener una letra difícil de entender

Adultos jóvenes: secundaria y años universitarios con dislexia

El bachillerato y la universidad traen consigo un conjunto de desafíos nuevos para los estudiantes con dislexia. Se enfrentan a desafíos académicos mucho más rigurosos en donde la rápida comprensión es esencial; a los estudiantes de estos períodos se les asigna más material de lectura y usualmente también deben aprender a trabajar con varios profesores diferentes, con expectativas diferentes.

Sin tratamiento, la dislexia infantil de algunas personas continúa hasta la edad adulta. Otros mejorarán naturalmente con el tiempo.

Adicionalmente a los síntomas que ya vimos en la niñez, los síntomas de la dislexia en los adultos jóvenes incluyen los siguientes:

  • Requieren un esfuerzo mental mayor para leer
  • Leer lentamente
  • Raramente leen por placer 
  • Evitar leer en voz alta en cualquier situación
  • Pausar y dudar repetitivamente al hablar
  • Usar muchos ruidos como “mmm”
  • Usar lenguaje vago e impreciso
  • Pronunciar mal los nombres y lugares frecuentemente
  • Confundir nombres parecidos
  • No dar respuestas rápidas a una conversación
  • Tener un vocabulario limitado
  • Tener dificultades con exámenes de selección múltiple
  • Se consideran tontos a pesar de tener buenas calificaciones

Dislexia en adultos

Se desconoce exactamente cuántos adultos tienen dislexia. La falta de una definición uniforme de la dislexia hace difícil que los investigadores la estudien. Usualmente se diagnostica en los niños, pero a algunas personas nunca se les diagnostica. Si alguien siempre tuvo problemas para leer, es probable que tenga dislexia.

Estos son algunos síntomas que podrías reconocer en ti mismo:

  • Raramente o nunca lees por placer
  • Odias leer en voz alta en frente de tus compañeros de trabajo, amigos e hijos
  • Tienes problemas entendiendo chistes, juegos de palabras o frases
  • Tienes dificultades para completar tareas que requieren memorizar y repetir
  • Tienes problemas manejando el tiempo, o para algunas cosas te tomas mucho más tiempo del que piensas que necesitarás
  • Tienes problemas para resumir las cosas que lees
  • Tienes dificultades al hacer cálculos matemáticos

Cómo obtener ayuda para tratar la dislexia

Para los niños con problemas de aprendizaje, mientras más temprano intervengas mejor. Empieza por ir a la escuela de tu hijo y pedir la opinión del maestro. Si el nivel de lectura de tu hijo es menor del que el maestro espera para su edad, entonces deberías consultar al pediatra.

Debes entender que les toma tiempo a los médicos hacer un diagnóstico de dislexia. Primero, ellos necesitan descartar otras posibles causas de los problemas de lectura de tu hijo. El pediatra podría referirte a cualquiera de los siguientes especialistas:

  • Psicólogo Infantil
  • Psicólogo clínico o educacional 
  • Especialista en problemas de aprendizaje
  • Logopeda
  • Oftalmólogo
  • Fonoaudiólogo
  • Neurólogo

Recuerda

  • Si sospechas que probablemente tengas dislexia, nunca es muy tarde para buscar ayuda.
  • Los programas de educación para adultos pueden ayudar a la mayoría de las personas a mejorar significativamente sus habilidad de lectoescritura a cualquier edad.
  • Consulta con tu médico de confianza para que te evalúe.

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para despejar tus dudas

Si te ha gustado ¡Compártelo!

Comments

comments

Manuel Antonio Fernández Fernández
[email protected]

Director del Instituto Andaluz de Neurólogia Pediatrica | Ayudo a chicos con problemas neurológicos a desarrollar todo su potencial para alcanzar una vida plena y completamente satisfactoria.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.