alcohol tdah

El alcohol y otras sustancias en el TDAH

Valora este artículo

 

El alcohol y otras sustancias en el TDAH pueden convertirse en muy peligrosas si desde el principio no tomas una actitud activa en la vida de tu hijo

No debes ser alarmistas con estas cosas. El alcohol y otras sustancias en el TDAH pueden evitarse si desde el principio tienes las cosas claras y se las pones así a tu hijo. Evitarás complicaciones desagradables y problemas más difíciles de solucionar. Intentaré darte algunas herramientas para que te puedas enfrentar a este reto.

¿Cómo puedo evitarlo?

La educación es la mejor respuesta a esta pregunta. Solo desde el establecimiento de un modelo educativo basado en la formación, la información y el respecto serás capaz de conseguir que tu hijo no tenga problemas serios con el alcohol o las drogas

Hay que ser realista

Y esto lo digo porque no hay que ser ilusos o incautos. Tu hijo a día de hoy ya hace cosas que tu no sabes y que tu no quieres que hagas. Hay cosas que le has prohibido terminantemente que no va a dejar de hacer, por muchas razones.

La presión de sus compañeros, amigos y el grupo social en el que se mueve pueden ser motivos más que suficientes para cualquier chico para tomar una actitud u otra. A veces les resultará llamativo y les interesará y otras simplemente lo hagan por agradar aunque no les resulte gratificante lo que hace.

Tu has tenido 15 y 18 años y sabes lo que es pasar por esa etapa. Te enfadas con tus padres, no te parecen justos, quieres más libertad y te hartas de ellos. No te das cuenta de lo importante que es que hagan esas cosas hasta que pasan los años. Cuando has madurado y tienes la cabeza en su sitio agradeces infinitamente que te marcaran un camino sereno.

Hay un análisis genético para orientar sobre estos riesgos

Existen algunos estudios genéticos en el mercado que te permiten obtener información sobre la predisposición de cada persona con TDAH a desarrollar comorbilidades, es decir, problemas añadidos al propio TDAH. Una de esas comorbilidades es el consumo de alcohol y/o drogas

Estos estudios genéticos te permiten tener idea de esa predisposición (además de otros datos importantes) con la finalidad de establecer las medidas de intervención pedagógica, educativas o conductuales necesarios con tu hijo para evitar que acabe teniendo problemas

Yo trabajo en la consulta con chicos de muy diferentes características, entre ellos adolescentes con importantes problemas de relación con los padres, impulsividad, agresividad… y estos son importantes candidatos a problemas con las drogas.

Como Especialista, recomiendo el uso los tests genéticos en los casos necesarios para poder trabajar con la mayor fiabilidad posible y evitar complicaciones graves en mis pacientes. Se realizan con una simple muestra de saliva y en unos 15 días tenemos el resultado.

Puedes ver más información sobre los “Estudios Genéticos en el TDAH” en el artículo que escribí hace unos meses para un blog de salud

¿A qué se deben estos problemas?

Hay una importante predisposición genética en los chicos con TDAH, pero en el tema de el alcohol y las drogas la situación es más complicada. Aquí, además del apartado genéticos, que como has podido leer arriba es importante, tiene mucha influencia el apartado ambiental.

Esto de ambiental quiere decir que la sociedad, la familia, la educación… también tiene un papel importante en el desenlace del consumo. De ahí la importancia de que todos conozcas el tema y podáis evitarlo en su caso, detectarlo rápidamente antes de que ocasiones daños irreparables.

La educación y la información es fundamental

Me voy a para de nuevo en estos dos aspectos porque me parecen fundamentales. La sociedad actual es la sociedad de la información.

El otro día me decía una madre que no le dejó leer a su hijo el prospecto del Elvanse porque no quería que se preocupara. Pues craso error.

Evidentemente el chico se metió en internet y le reprochó a la madre que no le hubieses dejado. Y eso que yo les cuento con todo detalle en la consulta las características de los tratamientos a padres e hijos.

Todo lo que sea importante para vosotros, vuestro hijo y vuestra familia debéis conocerlo. Yo en mi consulta no hago más que dar información y proporcionar resultados. Si no, no podría ganarme la vida con lo que hago, además, pienso que es la manera más honesta de hacer las cosas.

No puedes ni debes tratar a las familias como “tontos”, primero porque no lo son y segundo porque tu te das cuenta cuando alguien lo hace. Cuando un médico no te dice toda la verdad o te dice alguna mentira. No te van a engañar dos veces.

Debes hacer lo mismo con tu hijo. Darle toda la información desde el principio para que se convierta en responsable o cooperador en la solución a su problema y no os vea como un problema más (ir al médico, tomarme la pastilla….)

Hay que estar muy alerta ante los signos de alarma

Una vez que se inicia el consumo de alguna sustancia, hay algunos detalles que te pueden hacer saltar la alarma. En los niños pequeños no vas a tener este problema pero en los adolescentes debes tener mucha precaución. Algunos ejemplos son:

  • Importantes cambios de humor
  • Cambios en las relaciones sociales habituales
  • Cambios en los horarios de salida
  • Cambios en los patrones de sueño o alimentación
  • Gasto económico excesivo…

Por cierto, NUNCA creas eso que te dice tu hijo de: “es de un amigo, me dijo que se lo guardara” cuando le encuentres marihuana, tabaco o cualquier otra cosa en su ropa o en su mochila. No niegues la realidad, no cierres los ojos por que será peor. Cuanto antes intervengas, menos dificultades tendrás.

El riesgo del alcohol

El riesgo de consumo abusivo de alcohol en los chicos con TDAH e más elevado pero no desproorcionado. Esto es así porque hay que beber mucho y tener uno hábitos muy mantenidos para acabar desarrollando un consumo crónico de alcohol. Además es fácilmente detestable por los padres y se pueden tomar medidas restrictivas para limitarlo. Otro tema es el consumo con tratamiento por los riesgos descritos.

El riesgo del tabaco

El tema del tabaco ya es más delicado. Sencillo. La única diferencia entre fumar un cigarro de tabaco y un porro es lo que tienes en la mano. Solo necesitas que alguien cerca lo fume. Además, si estás fumando un cigarro y te ofrecen una calada a un porro, hay una alta probabilidad de que lo pruebes.

No hay otra droga que se beba como el alcohol pero si muchas que se pueden fumar, por eso los datos que se conocen de paso de consumo d tabaco a otras drogas es mucho más alto que desde el alcohol.

Conclusión de este punto, sencilla también. Hay que evitar el inicio de consumo de tabaco en tu hijo y para ello lo primero es que tú no fumes. Así evitarás más del doble de problemas, los de tu hijo y los tuyos.

Ojo con “probar” cosas. Conoce las compañías de tu hijo.

Estos es otra cosa fundamental. “Dime con quien vas y te diré quien eres” Mucho ojo con los amigos, grupos y compañías de tu hijo, especialmente si empiezas a ver cosas raras. Cambios de gente, nuevos ambientes…

Hay que se prudente en como buscar la información sobre ellos. No siempre quieren darte datos. Puedes buscar información en las redes sociales, en su teléfono, de otros compañeros, de los padres de otros chicos…

La impulsividad propia del TDAH en la adolescencia junto con la necesidad de sentirse aceptado por el grupo son importantes factores de riesgo para “probar” cosas. Esto también tiene que ver con la la Autoestima como explico en mi artículo “La Autoestima en el TDAH está baja” ya que las dificultades del día a día y el rechazo sufrido en diferentes situaciones de su vida les hace sentirse vulnerables y buscar el arropo del grupo de sus iguales. A veces esto les lleva a hacer cosas que realmente no quieren.

La información a tu hijo sobre los riesgos que el TDAH le producen si “prueba” alguna sustancia es un pilar básico en la prevención del inicio del consumo.

Esto no es habitualmente un problema cuando el diagnóstico es precoz, ya que los chicos están perfectamente informados y concienzudos de todo además de haber aprendido los efectos positivos del tratamiento. En cambio, es un problema serio en los adolescentes recién diagnosticados.

Planteamientos positivos evitan complicaciones

Evidentemente lo primero que se te pasa por la cabeza cuando sospechas o descubres que tu hijo bebe, fuma o consume marihuana u otra droga es montar en cólera y prohibirle salir de casa en lo que le queda de vida. Comprensible pero inútil igualmente.

Lo importante es saber qué es lo que le ha llevado a esa situación y por supuesto entender que es una parte de su problema que tienes que ayudarle a solucionar como todos los demás.

Los efectos de las drogas son desastrosos a largo plazo y más te vale ponerte las pilas de forma productiva desde el principio, pedir ayuda e ir de la mano de profesionales que meterte en caminos que no te lleven a ninguna parte buena.

La mezcla de drogas y tratamiento para el TDAH

Este es un tema trascendental que debes leer con atención. No es sencillo hacer un resumen porque los tratamientos son diferentes y hay dar un respuesta para cada tipo. Como dato inicial te puedo decir que estos tratamiento para el TDAH se usan co frecuencia en centros de desintoxicación y además a dosis altas.

Se usan porque disminuyen la impulsividad y la necesidad de gratificación inmediata que producen las drogas generalmente. Además, hay en estos centros pacientes con TDAH que han desarrollado consumo de drogas y el tratamiento les ayuda en un doble sentido.

Hay unos tratamientos más sencillos de manejar que otros o mejor dicho con menos interacciones. De hecho, el Elvanse, no tiene interacciones significativas con alcohol, drogas u otras medicaciones de uso habitual. Esto NO quiere decir que se deban usar conjuntamente, pero aporta un “plus” de seguridad en caso de que se de el consumo conjunto.

¿Tiene arreglo si ya las toma?

Pues claro que puede tenerlo. Además, cuanto antes se detecte y se intervenga, más fácil será, así que no dudes en investigar si tienes sospechas. Hay pruebas para detectar sustancias en orina que se pueden realizar en casa directamente con una muy alta fiabilidad.

En ocasiones he tenido que usarlas en la consulta para ver si era verdad que habían dejado de consumir. Es otra manera de controlar la situación si no hay manera de poder tener las cosas claras.

Resumen

  • Los chicos con TDAH tiene mayor riesgo de consumo de drogas
  • El tratamiento farmacológico y conductual del TDAH reduce el riesgo al de cualquier otro chico.
  • Tienes que estar alerta para detectar signos iniciales de consumo
  • Tienes que tomar una actitud activa y positiva
  • Hay solución, no te desanimes, solicita la ayuda necesaria y déjate guiar por bueno profesionales
  • La solución esta en tus manos

Recuerda

Si te ha parecido interesante dale a Me gusta

Compártelo con tus amigos en en Facebook, Twitter, Google, linkedin…

Si quieres recibir todos mis artículos puedes suscribirte dejando tu mail en la barra lateral

Puedes echarles un vistazo en mi web

Si además quieres tener consulta conmigo puedes hacerlo:

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para despejar tus dudas

Si te ha gustado ¡Compártelo!

Comments

comments

Manuel Antonio Fernández Fernández
[email protected]

Director del Instituto Andaluz de Neurólogia Pediatrica | Ayudo a chicos con problemas neurológicos a desarrollar todo su potencial para alcanzar una vida plena y completamente satisfactoria.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.