navidades tdah

Qué hago con los Reyes y mi Hijo TDAH

Valora este artículo

Qué hago con los Reyes y mi Hijo TDAH puede que sea una pregunta más que repetida en estas fechas y en todas las Navidades para las familias con TDAH.

De hecho he visto algunos artículos escritos en estas fechas recomendando un número concreto de regalos, concretamente 3 para los niños con TDAH para evitar la dispersión de la atención entre otros aspectos. Sobre esto habría que profundizar un poco antes de opinar con seguridad. Pero si debes plantearte Qué hago con los Reyes y mi Hijo TDAH

En una cosa si estoy de acuerdo,

Hay que darle más importancia a la Calidad que a la Cantidad, pero no de los regalos, sino del cariño y de la educación que les damos a nuestros hijos.

Al fin y al cabo no se trata de regalar uno, dos o tres juguetes sino de que tus hijos sean felices contigo y con su vida. Para eso no hace falta ningún objeto material concreto.

Esta reflexión, que es válida para todos los niños, lo es más para los chicos con TDAH. Sabes perfectamente que tu hijo puede encapricharse hasta límites insospechados con alguna cosa concreta (Consolas, juegos….) y después de poco tiempo olvidarse de que existen. Tienen una gran impulsividad en general y se impacientan por conseguir cualquier cosa que se le antoja, pero también carecen de la atención suficiente como para dedicarse a ella durante mucho tiempo.

Además, desde pequeños se recomienda a los padres establecer medidas de negociación con ellos para conseguir objetivos a corto plazo. Esto, que funciona muy bien, tiene un riesgo. El tema es que si la recompensa siempre es algo material como juegos, consolas, móviles o dinero, una vez que lo consiga, dejará de valorarlo y pasará a querer otra cosa o a pedir una recompensa mayor, y eso, puede no tener límite. El único límite que puede tener esta situación es tu bolsillo y no te recomiendo que lo apures, nunca se conforman.

¿Qué hago entonces, no le regalo nada?

No estoy loco, ni muchos menos. Claro que puedes y debes hacerle regalos de Reyes, pero debes ser consciente de los que supone la Navidad y los Reyes para los niños y para la sociedad. La Navidad es una época de buenas intenciones y sentimientos y debes aprovechar para pasar tiempo con tu hijo. Hay veces que durante el curso se hace complicado.

Seguro que hay muchas cosas que a tu hijo se le antojan durante el año. Algunas de ellas serán razonables y otras auténticas locuras. Puede ser por edad, por precio, por tamaño por cantidad o por mil motivos pero no todo lo que un niño quiere debe tenerlo ni es bueno para él. Durante el año debes ir anotando todas esas cosas y valorando la viabilidad de regalárselas, pero planteándotelo en serio desde todos los putnos de vista.

Te pongo un ejemplo, que sabes que me gusta. Yo tuve mi primera consola de videojuegos a los 14 años. Ahora los niños tienen en su mano un móvil o una tablet desde que tiene pocos meses, aunque sea para distraerse viendo dibujos. Probablemente los 14 años míos fueron muchos para tener la primera videoconsola, especialmente con el avance de la nuevas tecnologías, pero la edad no es tan importante como que consola, para qué la usa, qué juegos tiene y con quién la usa.

Sigo con la historia. Mi consola fue la Supernintendo 64, una pasada para aquel época, y solo tenía dos juegos, el Super Mario Bros y el Street Fighter. Uno de plataforma y el otro de lucha. ¿Es malo que se usen juegos  de lucha? Pues no, todos hemos jugado de pequeños a indios y vaqueros, a policías y ladrones… sin acabar traumatizados. El tema es como hacerlo.

Yo jugaba la mayor parte del tiempo con amigos, solo o con mi padre. Además, la consola estaba en el salón y la usaba cuando se podía para no molestar a los demás. Tenía la ventaja de una hermana mayor que estaba en otra etapa. Compartía mucho tiempo de ese juego con mi padre y los juegos íbamos comprando era de deportes, de grupo…

¿Qué moraleja te quiero contar con esta monserga?

Pues una sencilla. yo fui consciente del esfuerzo que hicieron mis padres para comprar la consola. La consola era “de la familia” y servía para compartir tiempo con mi padre o con otros amigos en los días en los que no paraba de llover o hacía demasiada calor para estar jugando al fútbol en la calle.

Es importante tener cosas, pero sobre todo, cosas que poder hacer con los demás.

Qué juegos o juguetes son buenos?

Hay que plantearse una serie de características positivas en los mejores regalos para los chicos con TDAH, os dejo algunas como ejemplo.

  • Debo plantarmen Qué hago con los Reyes y mi Hijo TDAH
  • Que prime el valor sentimental sobre el económico
  • Que la utilidad del regalo esté clara y acordad con el chico. Un ordenador puede servir para muchas cosas
  • Que el aprovechamiento del regalo sea acorde a su valor
  • Que la propiedad sea de la familia y se pueda compartir
  • Que se pueda usar en grupo

¿Qué debo evitar?

Todo y nada. Con esto te quiero decir que lo que debes evitar no es un regalo concreto sino una manera de vivir esos regalos. Un chico no debería tener acceso a internet o a un móvil sin supervisión de los padres, tampoco debería tener disponibilidad completa para jugar a la consola o ver la tele sin ningún tipo de control.

¿Por qué? Pues porque los chicos con TDAH tienen un grave problema para controlar sus impulsos. No somos demasiado estrictos haciendo esto, ni tampoco cuando no le dejamos tener el móvil mientras hace los deberes. La finalidad de estas medidas es evitarle al chico las dificultades que se puede encontrar para hacer las cosas con normalidad y autocontrol.

Para entender bien lo que os voy a explicar ahora podéis ver el artículo que he escrito sobre “Entender el TDAH es el primer paso“. En él podéis ver que es lo que funciona diferente en el cerebro de tu hijo para que le cueste trabajo concentrarse, estar tranquilo y controlar sus impulsos.

El mecanismo de control de los neurotransmisores cerebrales falla, no hay suficiente cantidad de Dopamina y Noradrenalina para transmitir la información de una neurona a la otra. Pero pensarás que hay muchas cosas, las que le gustan, que tu hijo es capaz de hacer sin problemas por difíciles que sean a pesar de ese fallo. Pues es verdad.

Esto se debe a que cuando el cerebro espera o tiene una recompensa importante e inmediata, genera automáticamente más cantidad de Dopamina y Noradrenalina por un tiempo limitado. Esta sencilla respuesta es la explicación de que los chicos con TDAH sean percibidos con frecuencia por su entorno como flojos, vagos o faltos de motivación cuando en realidad, lo que pasa es que lo que les gusta no les cuesta trabajo y lo que no les gusta les cuesta muchísimo más que a cualquiera de nosotros.

En situaciones concretas como los videojuegos lo que ocurre no es que tu hijo este quieto y atento al juego, sino que se “engancha” a cada nueva pantalla que sale, es decir, se va fabricando un poquito de Dopamina y Noradrenalina con cada pantalla y esto le permite seguir. Lo mismo pasa con los mensajes de WhatsApp.

Finalmente acaba habiendo un nivel tan alto de neurotransmisores que cuando le quieres quitar la consola o el movil sufren un bajón brusco, una especie de “mono” que les hace sentirse fatal, tanto que algunos se ponen extremadamente violentos y agresivos.

 En resumen

  • No te tomes tan a la tremenda lo de los regalos de Reyes
  • Trabaja durante todo el año para mantener una relación de cariño y confianza con tu hijo
  • Sed proporcionados en la cantidad y precio de los regalos
  • Compartid tiempo con los niños usándolos en familia
  • Haced un seguimiento estrecho de los mismos y pasad unos buenos reyes.

 

¿Te ha sido útil?
Si te ha parecido interesante puedes compartirlo en los botones de abajo

Si además quieres tener consulta conmigo puedes hacerlo de forma presencial a través del 682 651 047 o hacerlo on line en Qoolife

 

d

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para despejar tus dudas

Si te ha gustado ¡Compártelo!

Comments

comments

Manuel Antonio Fernández Fernández
[email protected]

Director del Instituto Andaluz de Neurólogia Pediatrica | Ayudo a chicos con problemas neurológicos a desarrollar todo su potencial para alcanzar una vida plena y completamente satisfactoria.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.