alimentacion infantil

baby-led weaning. LAURA HOYOS. aspectos clave. Conviértete en una experta

La llegada de un bebé conlleva prepararse en muchos ámbitos: sueño, crianza, parto, periodo de embarazo… En los últimos años el tema de la alimentación infantil ha adquirido mucha relevancia entre los padres. Hoy queremos profundizar en estos asuntos de la mano de Laura Hoyos, para que nos hable sobre el Baby-Led Weaning ¿Quieres saber más?

laura hoyos

¿Quién es Laura Hoyos? ¿Cómo te definirías?

Soy ingeniero de diseño mecánico, mamá de Emilia y actualmente embarazada, creadora de contenido sobre maternidad, asesora de baby-led weaning y crianza respetuosa. Soy una mujer emprendedora, que le gusta estar en constante aprendizaje. Soy curiosa, enérgica y me gusta hacer las cosas de hoy para hoy. Soy amante de la cocina. Vivo el día a día siendo consciente del momento presente, me gusta tomarme la vida con un poquito de humor, de forma divertida y me encanta ver las cosas desde un punto de vista “out of the box”.

Promuevo la alimentación saludable en bebés y niños, libre de azúcares añadidos porque #sinazúcarsihayparaiso, libre de obesidad y malnutrición. Soy una de las autoras del libro “Comida real para bebés” y autora de la primera agenda BLW del mercado “La agenda BLW para tu bebé”. También promuevo la vivencia de una maternidad más consciente, criando a nuestros hijos de forma respetuosa sin violencia.

Siendo ingeniera, ¿Qué te llevó a especializarte en temas de alimentación infantil y crianza?

Lo que me trajo a este mundo fue, sin dudas, el convertirme en mamá. El deseo que tenemos todas las madres de darle siempre lo mejor a nuestros peques, y hacerlo lo mejor posible. Sumado a que gracias a mi personalidad y que no me quedo con lo primero que leo (mi lado científico, quizás), la primera vez que escuché hablar sobre Baby-led weaning, pues, me causó curiosidad, añadiendo que en la consulta pediátrica, la doctora se negó rotundamente a ayudarme sobre esto. No sé si fue por terquedad pero decidí formarme de forma autodidacta para poder aplicarlo con mi hija.

Poco a poco, leyendo y leyendo fui entrando en temas de nutrición y de crianza respetuosa, que me enamoraron y decidí compartirlos a través de mi cuenta en instagram @cluelesssupermom , y mientras más compartía, más encontraba mamás desinformadas que me agradecían por ofrecerles mi experiencia y lo que iba aprendiendo. Entre una cosa y otra me he ido formando y ha ido creciendo mi amor por querer aportar un grano de arena para poder criar niños más saludables y felices.

En tu opinión, ¿Cuáles crees que son las claves para una buena crianza de los hijos?

Lo primero y para mí más importante es tener interés, curiosidad y estar abiertos a hacer pequeños o grandes cambios a la forma y/o pensamientos que tenemos arraigados como los correctos. Lo segundo, es que nosotros como padres nos sintamos felices y tengamos un buen estado de salud mental y emocional. Porque de eso dependerá nuestra actitud e influenciará en cómo nos relacionaremos con nuestros hijos. Si estamos estresados, si no nos sentimos felices, si nos dejamos llevar por lo que dirán en lugar de escuchar y atender nuestros instintos como padres, será difícil poner en práctica cualquier recomendación. Mamá/papá felices, bebé feliz.

Una vez que los padres tengan en mente estos dos puntos, algunas claves para una buena crianza, son:

  • Reforzar el apego seguro con nuestros hijos. Empezando desde el momento que nacen, atendiendo sus necesidades básicas tanto físicas, fisiológicas, como emocionales. Esas antiguas creencias de dejar llorar al bebé para que no se malacostumbre, de ignorarlos cuando tienen berrinches y más, ya se sabe que puede tener el efecto opuesto y que para criar personas empáticas, seguras y con confianza en sí mismas y hacia sus padres; debemos fortalecer el vínculo afectivo que tenemos con ellos.
  • Entender que su cerebro no está del todo desarrollado y que hasta aproximadamente 3 años es cuando se comienza a formar la corteza prefrontal, que es la que nos hace razonar, planificar, tener pensamientos más profundos. Entonces, hasta ese momento y más (porque no creamos que a los 3 años se forma y ya son expertos en su control emocional), los bebés/niños son emocionales y trabajan desde su cerebro más primitivo: tengo hambre, lloro; no me compras lo que quiero, hago un berrinche; y así.
  • Respetar sus tiempos y deseos. Cada bebé se desarrolla a su propia velocidad y aunque en un libro salga que a los tanto meses debería hacer tal o cual, debemos evitar forzarlos a hacer cosas para que se apresure o para cumplir con unos estándares. Por ejemplo: a la hora de comer, por más que hemos escuchado que a los 6 meses deben iniciar, si no cumplen con una serie de requisitos que van de la mano, pues debemos esperar un poco.
  • Evitar los premios y los castigos. En su lugar, podemos poner en práctica e inculcarles las consecuencias naturales, como por ejemplo: si no se come todo, no obligamos, ni sobornamos con premios, ni castigos; sino que lo dejamos hasta que vuelva a tener hambre. O, si lanza la comida al suelo, la consecuencia natural es que hay que limpiarla. Obviamente, las consecuencias irán asociadas a su desarrollo.
  • Aunque la crianza es respetuosa, no significa que tenemos que dejarles hacer todo lo que quieran. Debemos poner límites claros sobre las cosas que ponen en peligro su vida o la de los demás, poner reglas que queramos que se cumplan y normas de convivencia que a medida que crezcan se pueden ir consensuando y cambiando en función de sus necesidades y/o deseos.
  • Validar sus emociones. Poniéndonos en su nivel, validando y reflejando su sentimiento o emoción; y dándole herramientas para poder manejarlas. Es clave para que aprendan a controlarlas y aprendan a gestionarlas de forma saludable, de cara al futuro.
  • Evitar los gritos, la violencia física y verbal. Crecer en un ambiente sano es fundamental para su desarrollo.
  • Establecer una conexión saludable. Sentándonos a jugar con ellos, viéndolo a los ojos cuando hablamos, atendiéndolos cuando nos necesiten, nunca dudando de su palabra. No tenemos que estar de acuerdo con todo lo que hacen pero sí apoyarlos y hacerles saber que serán tratados con respeto.
  • Y como último podría decir que debemos aprender a comunicarnos de forma asertiva con ellos. Reforzar sus logros, sus esfuerzos y enseñarle a manejar la frustración.

¿Qué consejo le darías a unos padres primerizos?

Como dije anteriormente, para poder aplicar cualquier recomendación,  tenemos que sentirnos bien con nosotros mismos, pero también entender y estar conscientes de cómo queremos criar a nuestros hijos. Por eso, lo primero es saber en qué nivel estamos y si necesitamos sanar nuestras heridas o cambiar algunos aspectos para sentirnos felices, buscando ayuda o comprometiéndonos al cambio.

Luego, lo siguiente que aconsejaría es buscar información actualizada sobre crianza y alimentación, ya sea en libros, formaciones y/o asesorías con especialistas. Mientras más fuentes encuentren, mejor. Tratar de escuchar lo menos posible a personas que no aportan nada positivo, más que juicios, dudas y comentarios.

La información es poder, por eso mientras más sepamos sobre un tema, mayor seguridad tendremos a la hora de implementarlo. Y en caso de no saber sobre algo, sabremos a quién acudir para buscar respuestas. Y por último, tratar de vivir el momento presente. Disfrutar y darle a nuestros hijos lo más preciado y valioso que tiene cualquier persona, que es el tiempo.

¿Cómo explicarías a alguien que no sabe lo que es el concepto de baby-led weaning?

El baby-led weaning o alimentación complementaria autorregulada por el bebé, como su nombre lo indica, es una forma de incorporar los alimentos al bebé, permitiéndole autoalimentarse respetando sus señales de hambre y saciedad. Somos nosotros los padres quienes decidimos qué ofrecer (por lo que es nuestra responsabilidad ofrecer comida saludable, natural y real), pero es el bebé quien decide qué alimento se lleva a la boca y cuánta cantidad.

Muchas personas piensan que es la alimentación basada en ofrecer trozos, pero no es así. Al inicio, podemos ofrecer variedad de texturas sin necesidad de sólo ofrecer trozos o sólo ofrecer triturados. Simplemente, tener en cuenta que es el bebé quien dirige la alimentación. A diferencia del método tradicional, donde los padres somos los que la dirigimos ofreciendo los triturados con la cuchara.


Hay muchos niños que tienen problemas para iniciar su alimentación, ¿Qué recomendaciones harías a las familias que se encuentran con esta dificultad?

Si estás comenzando con la alimentación complementaria, lo primero es saber que el alimento principal del bebé hasta el año de edad es la leche materna o en su defecto fórmula, entonces, en caso de tener dificultades al iniciar, es necesario no estresarnos y tener en mente (sin dejar de ofrecer alimentos) que el bebé estará nutrido con su leche.

Lo segundo, es verificar que tu bebé esté realmente preparado para comer. Aunque las organizaciones pediátricas recomiendan iniciar a los 6 meses, también es fundamental una serie de aspectos relacionados a su desarrollo tanto motor como digestivo y renal.

Y nos debemos fijar en los siguientes factores: que el bebé se mantenga sentado con la espalda recta, que muestre interés por los alimentos, que el reflejo de extrusión haya desaparecido y que sea capaz de  coger los alimentos con la mano y llevárselo a la boca (si aplicas BLW).

En cualquier caso, siempre es bueno consultarlo con tu pediatra, especialmente si ves que está perdiendo peso. Pero te voy a enumerar un par de tips que pueden hacer que la situación mejore:

  • Nunca sentarlos en la trona si tienen mucha hambre o mucho sueño.
  • Establece una rutina para que el bebé vaya, poco a poco, asociando estímulos externos y a la hora de comer, esté preparado.
  • No lo fuerces a comer. Si no quiere, no quiere. No le metan la cuchara a la pobre criatura obligada. No dejemos que asocie la hora de comer con recuerdos negativos.
  • No lo limpies tanto en la trona. Tampoco es muy placentero que alguien te esté pasando un pañito en la cara cada minuto.
  • Evita cualquier tipo de distracción.
  • No dejar de presentar los alimentos. Siéntalo cada día, así no coma nada.
  • Intenta cambiando la presentación de los alimentos.
  • Mejorar la postura del bebé a la hora de comer. Espalda recta, codos sobre la mesa, pies bien apoyados por lo tanto las rodillas tienen que estar en ángulo de casi 90 grados.

Y sumamente importante: evitar estresarse, ellos perciben esas energías y se contagian. Entonces, mucha paciencia y amor.

Como ya sabemos, la situación actual requiere estar preparados para un nuevo confinamiento, ¿Qué consejos nos dejas en temas de alimentación infantil para estas situaciones?

Si sabemos que pronto iniciará la alimentación complementaria, tenemos que ir formándonos o buscando la ayuda que creamos conveniente para que en caso de un nuevo confinamiento, ya tengamos las herramientas que necesitamos.

Luego, las recomendaciones durante el confinamiento son de no introducir ningún alimento nuevo pero sobre todo ningún alimentos alérgenos para evitar que en caso de una posible intolerancia o reacción alérgica, tengamos que ir a urgencias..

Recordamos que hasta el año, la leche es su alimento principal. En el caso que el bebé ya haya iniciado la AC, podemos seguir dándole los alimentos que hasta el momento fueron introducidos y no tuvo reacción.

Y como último consejo, evitar ofrecer alimentos potencialmente peligrosos por riesgo de asfixia, como lo son los frutos secos enteros, las uvas enteras, las cerezas enteras, los tomates cherrys y champiñones pequeños enteros, la manzana y la zanahoria cruda, los gajos de mandarina enteros, las salchichas o cualquier otro alimento cortado en forma de moneda, las palomitas de maíz, alimentos duros o pegajosos como lacasitos, caramelos, mantequilla de cacahuete en cucharadas grandes, etc.

Acabas de sacar el libro “Comida real para bebés”, ¿Qué podemos encontrar en este libro?

El libro “Comida real para bebés” es un libro escrito por 3 mamás: Gaby, Andrea y yo, que teníamos un objetivo común, el de lograr que más y más familias pudieran encontrar información fiable y herramientas para poder criar niños sanos. Y encontrarás:

  • Consejos sobre la alimentación complementaria de mamá a mamá.
  • Una lista de comportamientos normales en esta etapa.
  • Una lista de aspectos que no son ciertos sobre la AC.
  • Recomendaciones para comenzar la AC.
  • Ejemplos, con fotos, de platos completos que podemos ofrecer a los peques.
  • Lista de alimentos por grupos.
  • Más de 50 recetas sencillas, fáciles de preparar y con ingredientes de uso cotidiano, que aportarán a tu bebé los nutrientes necesarios para crecer sano y feliz.
  • Y ejemplo de rutinas para poder estructurar el día.

En los últimos años el concepto de “comida real” se ha extendido no solo en la población infantil, si no también en la alimentación de los adultos, ¿Qué opinas de este fenómeno?

En España, un tercio de la población infantil y dos tercios de los adultos padecen exceso de peso. Lo que representa un impacto no solo a nivel del gasto público si no en el notable crecimiento de las enfermedades no transmisibles asociadas a la obesidad.

Todo esto porque con el tiempo se ha reemplazado la comida real (verduras, frutas, hortalizas, cereales integrales, granos y ) por comida ultra-procesada, alimentos y bebidas azucaradas y alimentos escasos en nutrientes. Sin duda alguna, este concepto de “comida real” es básicamente volver a lo que comíamos antes de que la industria se apoderada de los supermercados y el marketing alimentario.

Y mientras más se hable sobre esto, mientras más libros se escriban, mientras más se divulgue, mientras más se eduque a la población en general; con el paso del tiempo se notarán cambios y mejoras en la salud de la población. Sobre todo, es de suma importancia que los padres y la población en general sepan y sean educados sobre la teoría de los “1000 días”, desarrollada en Inglaterra por un grupo de científicos, en donde explican como las enfermedades no transmisibles están vinculadas con todo los que ocurre desde el embarazo hasta los 2 años de edad.

Y se demostró que es posible modificar parte de la genética de los bebés al mejorar su nutrición e incluso mejorando la nutrición de la mujer embarazada. Entonces, sabiendo esto, el concepto de “comida real” debería seguir extendiéndose, pero con mayor peso se debería hacer hincapié en el concepto de “Comida real para bebés”.

Si los niños crecen con una buena predisposición genética y unos buenos hábitos alimenticios es más difícil que en su edad adulta cambie su estilo de alimentación.

Por último, nos gustaría conocer tu opinión con respecto al movimiento “realfooder” del que venimos hablando, ¿Crees que realmente está haciendo mella en los padres?

Poco a poco siento y veo que más y más padres se suman y se interesan por la salud y la nutrición de sus pequeños. Cada vez, somos más los que nos sumamos para promover la alimentación saludable y fomentar la buena relación con los alimentos desde temprana edad. A

ún queda mucho camino por recorrer, sobre todo porque tenemos que luchar contra el marketing engañoso que hay en los productos destinado a los más pequeños, y contra las campañas dudosas público/privadas, que se implementan para promover la alimentación saludable.

Pero estoy convencida que más pronto que tarde, todo esto cambiará para mejor, sobre todo a nivel de consciencia en los padres.

Comments

comments

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para solucionar tus dudas

El mejor libro sobre TDAH para padres

Formación On Line en TDAH para padres

Si necesitas más información y quieres resolver tus dudas

Acaba con las fobias y la ansiedad con realidad virtual

Categorías

Estamos en MADRESFERA