tecnicas de estudio

5 Técnicas de estudio útiles para sacar buenas notas

5 Técnicas de estudio útiles para sacar buenas notas
5 (100%) 1 voto[s]

Dale a tu hijo todas las herramientas para que pueda tener el mejor rendimiento con unas buenas Técnicas de estudio útiles para sacar buenas notas. No te lo pierdas

En artículos anteriores te he hablado de cómo mejorar su rendimiento escolar con sus hábitos y espacio de estudio. En esta ocasión voy a entrar del todo en las Técnicas de estudio útiles para sacar buenas notas y que suelen llevarse a cabo para mejorar la preparación de exámenes.

La técnica de la que hablamos a continuación es ideal para contenido teórico. Con el contenido práctico tendremos que cambiar algunas partes por realizar ejercicios (en el caso de matemáticas, por ejemplo) o por practicar (en el caso de lenguas extranjeras).

Antes de comenzar con la guía, vamos a hacer hincapié en dos puntos:

  • Es fundamental que comience el estudio relajado.
  • Hay que planificar el estudio según el tiempo que pueden mantenerse concentrados.
  • La media puede ser de unos 40-45 minutos, pero esto dependerá de cada persona.

Dicho esto, vamos seguimos con nuestras técnicas de estudio útiles. Te las resumo

5 Técnicas de estudio útiles para sacar buenas notas

  • Lectura rápida
  • Lectura Comprensiva
  • Subrayado
  • Esquemas
  • Resúmenes

Lectura rápida

Cuando se comienza a estudiar lo ideal es realizar una lectura que permita saber, en términos generales, qué vamos a estudiar. Aquí van algunas características y recomendaciones sobre esta lectura:

  • Para empezar, podemos ayudarnos de la propia estructura del libro y de lo que nos señalan en negrita en el texto.
  • Voy fijándome en cada apartado y subapartado, para pasar rápidamente por el contenido.
  • Puedo ir haciendo el repaso en voz alta, pero hemos de procurar no pararnos a leer para comprender.
  • Cuando terminamos la lectura, debemos saber en términos generales de qué va el tema, aunque no comprendamos del todo algunos conceptos.
  • Esta lectura supone nuestro precalentamiento para el comienzo del estudio. Nos ayuda a comenzar a concentrarnos poco a poco, sin exigirnos demasiado de golpe.

Lectura comprensiva

Después del precalentamiento, es hora de pasar a la acción. Ahora haremos una lectura más profunda que la anterior, donde se intenta comprender el texto. Así se empieza a interiorizar el contenido. Comprendiendo el texto en lugar de aprendiéndolo de memoria, el aprendizaje será mucho más significativo.

  • Lectura pausada y tranquilamente de cada apartado del tema. Identificando los puntos clave y tratando de comprender lo que leemos.
  • Tras leer un apartado podemos explicar en voz alta los puntos clave del mismo.
  • Un buen truco es tratar de explicárselo a otras personas. Así sabremos que lo hemos entendido de verdad. Tu hijo puede contártelo.
  • ¿El libro plantea preguntas? Piensa en si sabría responderlas o que las responda en voz alta.
  • Vamos a relacionar las ideas o conceptos del tema. Quizá el apartado anterior es necesario porque nos explica algo que necesitamos saber para estudiar éste. Así comprenderéis la materia de forma más clara.
  • Si no se comprende algo, es vital que buscar vídeos o más información que ayuden a comprenderlo mejor.

Subrayado

Ya comprendemos el tema, no solo sabemos de qué trata, sino que además somos capaces de explicarlo y responder preguntas. Además, entendemos el orden del tema y su estructura.

Ahora, tendremos claras las claves de cada tema, aunque probablemente durante las clases el profe nos haya ayudado a identificarlas. Quizá en clase ya hayamos subrayado el libro, pero es fundamental que lo hagamos de nuevo para refrescar esos conceptos clave.

  • Leemos cada apartado comprendiéndolo e identificamos las ideas clave que tiene. Puede que cada párrafo tenga su propia idea clave o que algunos párrafos sean refuerzos para explicar esa idea.
  • Subrayamos las ideas clave que vamos encontrando y que son fundamentales para comprender el tema del que hablamos. Son ideas importantes. Esas con las que el tema no podría darse.
  • Para saber si lo estamos haciendo bien, podemos escribir en un folio lo que hemos subrayado y ver si tendría sentido por sí mismo.
  • ¿Podemos responder a las preguntas de esa página (si las tiene) con ese subrayado?

Gracias al subrayado:

  • Comprenderemos mejor el texto
  • Sabremos donde fijar nuestra atención
  • Habremos vuelto a analizar todo el contenido, lo que nos ayudará a refrescar lo que ya habíamos aprendido con la lectura comprensiva.

Esquemas

Ya tenemos claras las ideas claves del texto y las hemos subrayado.

Para facilitarn el aprendizaje, podemos tratar de hacer un esquema que nos permita captar la estructura del contenido de un vistazo y que ayude a recodar las ideas clave. Esto, hará que ordenemos el contenido en nuestra cabeza y que podamos trabajar mejor con el mismo.

Se trata de un gráfico en el que ponemos los conceptos clave del tema y las organizamos de forma jerárquica.

Hay diferentes tipos de esquema:

  • Mapas mentales
  • Esquema de llaves
  • Esquema de sangrado…

Y pueden hacerse de manera vertical u horizontal.

Algunas recomendaciones:

  • Antes de hacer el esquema, procura que tengas clara la organización del contenido.
  • Haz esquemas coloridos, así memorizaremos mejor. Cada color puede elegirse dependiendo de la jerarquía del concepto, por ejemplo.
  • Cuando finalices el esquema, puedes llevarlo contigo para repasar o colgarlo en tu habitación para repasar el contenido cada día de manera más clara ¡o las dos cosas!

Resúmenes

El esquema nos permite ver las claves del texto de un vistazo, pero para saber si lo hemos comprendido bien y saber cómo expresar esas ideas, lo ideal es crear resúmenes del tema.

Algunas recomendaciones:

  • Ve paso por paso recordando o revisando cada parte del tema.
  • Ya habrías identificado las ideas clave, ahora, se trata de explicar cada una de ellas en un texto.
  • Puedes ayudarte del esquema para ir haciendo el resumen. Primero puedes resumir el esquema y después, entrar punto por punto.
  • Usa colores que te ayuden a identificar de qué punto es cada párrafo o que te ayuden a ver las ideas clave dentro del resumen.
  • Procura que los resúmenes no sean demasiado largos.
  • Usa tu propio lenguaje. Es tu manera de explicar los temas y te ayudará a interiorizarlo.

Te recomiendo un libro que te va a ayudar

En resumen…

  • Realizamos una lectura rápida para saber qué vamos a estudiar en términos generales.
  • Volvemos a leer el texto tratando de comprender lo que leemos.
  • Subrayamos las ideas claves del tema.
  • Realizamos un esquema con las ideas clave.
  • Resumimos el tema con nuestras propias palabras.

No te olvides

  • Seguro que no eres la única que tiene dudas sobre la educación de tu hijo.
  • Si estos consejos te han parecido interesantes, compártelos en tu muro de facebook y en todos los grupos de esta temática en los que participes.
  • Los demás te lo agradecerán.

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para despejar tus dudas

Si te ha gustado ¡Compártelo!

Comments

comments

Manuel Antonio Fernández Fernández
[email protected]

Director del Instituto Andaluz de Neurólogia Pediatrica | Ayudo a chicos con problemas neurológicos a desarrollar todo su potencial para alcanzar una vida plena y completamente satisfactoria.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.