tdah verano consejos

El TDAH en verano. Los 6 Consejos para superarlo con éxito y sin morir en el intento

Los nueve meses de curso se hacen muy largos para los chicos con TDAH pero en muchas ocasiones, los tres meses de vacaciones se les hace aún más largos a los padres cuando tienen que lidiar con el TDAH en verano. Aquí tienes 6 consejos para superarlo.

Uno de los mayores problemas que vemos cada día en nuestro centro es que al terminar las clases, también se terminan muchas rutinas en el día a día de la familia, y con ello, empiezan los problemas.

TDAH y rutinas. Por qué son imprescindibles para la salud mental de los niños

La cuestión es que el sistema neurológico de las personas con TDAH tiene una dificultad intrínseca para tomar decisiones debido a las consecuencias que provoca la combinación entre el déficit de atención, la hiperactividad y la impulsividad. Sí, a todos nos pasa, pero a ellos muchísimo más.

Esto les lleva a requerir unos esfuerzos enormes para gestionar cada pequeña situación a la que tengan que enfrentarse. El resultado será o no tomar ninguna decisión o tomar una que un alto porcentaje de probabilidad, no sea la acertada. Podemos decir que para ellos, vivir es mucho más complicado que para los demás

En esta situación, te puedes imaginar lo extremadamente relajante y desestresante que resulta contar con una rutina establecida que te permita no tener que decidir en cada situación sino actuar en base a unos patrones fijos, concretos y predefinidos. Pues a eso es a lo que llamamos hábitos, rutinas, costumbre o como le quieras llamar tú.

Ahora repito la frase anterior porque seguro que la mirarás con otros ojos. Con el fin de las clases se acaban las rutinas y empiezan los problemas.

El TDAH en verano. ¿Qué hago? ¿Cómo me organizo?

La verdad es que esta es la palabra clave, la «organización». Sí, puede que creas que ya tienes una vida organizada y que eres una persona ordenada pero no te engañes. Yo también lo pensaba hasta que hice un curso profesional de organización. No te preocupes, no te voy a recomendar que lo hagas, me voy a conformar con algo mucho más sencillo pero casi igual de práctico que te resumo en una frase, aunque después te amplio en 6 consejos:

«Mantén un orden lo más parecido posible al de los días de clase en las actividades diarias de tu hijo durante el verano»

Los 6 Consejos prácticos para conseguir mantener las rutinas para vencer al TDAH en verano

Quiero ayudarte Los aspectos más importantes son:

  • Manejar la medicación de forma responsable y coherente
  • Mantener las rutinas adecuadas, corregir las inadecuadas y crear nuevas
  • Gestionar los horarios de forma proporcionada
  • Planificar actividades físicas y lúdicas regladas
  • Potenciar la comunicación entre padres e hijos
  • Reforzar de forma programada los puntos débiles en el área académica con objetivos y seguimiento.

1.La medicación del TDAH. ¿Qué hago en verano?

Si tu hijo está en tratamiento farmacológico para el TDAH, no tomes por tu cuenta la decisión de suspenderlo durante el verano. Son tan importantes los efectos a corto plazo de la medicación para el TDAH en el control de los síntomas como sus efectos a largo plazo sobre la maduración cerebral. Tres meses sin medicación puede provocar retrocesos importantes. Si además de problemas en los estudios también hay problemas de conducta y comportamiento, con mucho más motivo.

2.Las rutinas son fundamentales para el TDAH. Es el momento de trabajarlas

Aunque los horarios puedan ser diferentes, más flexibles y relajados, mantén el ritmo diario habitual en el periodo de vacaciones para que los circuitos neurológicos de tu hijo no tengan que estar cambiando cada dos por tres, esto genera muy importantes problemas de adaptación que seguro que te darán más de un quebradero de cabeza

3.Horarios y TDAH. ¿Cómo los organizo en verano?

Es mucho más importante el ritmo y la rutina de cada día que la hora concreta en la que se realizan las cosas. Ten en cuenta que cambian los ciclos solares, hay más horas de luz… y todo esto hace que los horarios sean biológicamente diferentes también para el organismo. Cuida que sean estables y que no se vayan retrasando progresivamente porque el riesgo de «cambiar los horarios» se hace alto y es algo muy difícil de reconducir al inicio del curso

4. El TDAH y el deporte. Buena pareja y mejores resultados

Si el deporte se puede considerar una de las mejores medicinas para el cuerpo humano, en el caso del TDAH es cuando cobra más sentido esta expresión. El ejercicio físico fortalece los mecanismos de regulación cerebral y mejora su funcionamiento de forma inmediata. Los efectos neurológicos del deporte están clara y ampliamente demostrados en el TDAH y una práctica regular, estable y organizada resulta muy positivo para el control de los síntomas. Las mejores opciones, atletismo, artes marciales o natación por ejemplo

5.TDAH y comunicación parental

Una de las situaciones de las que más se quejan los padres de chicos con TDAH de mi consulta es de lo difícil que les resulta la comunicación con sus hijos. ¿A ti también te pasa?

Algunos te dicen directamente que su hijo no habla de nada con ellos. Ya no solo de las cosas relacionadas con los estudios sino de nada relacionado con su día a día, sus relaciones sociales, sus sentimientos, sus problemas… Son como ermitaños retraídos que parecen querer ocultar cualquier atisbo de sus pensamientos al mundo exterior

Bueno, mejor dicho, al mundo de sus padres porque después, muchos de estos mismos chicos son los mismos que no paran de hablar cuando están con sus amigos o compañeros o por ejemplo, mientras juegan a la play.

Busca puntos de interés en común o directamente, investiga los suyos y adáptate. Si no tienes cosas en común con tu hijo, no esperes que te resulte sencillo entrar en «su mundo» o formar parte de «su vida». Suena feo, lo sé, pero es la realidad. Serás «solo» su adulto responsable en vez de ser «su madre»

6.¿Qué hago con los estudios? ¿Le pongo tarea o no?

Seguro que alguna vez has escuchado la expresión de «el palo y la zanahoria». Pues de eso se trata. Me refiero a que si tu hijo tiene algún punto débil en el área académica que es conveniente reforzar, hay que hacerlo. 

Esto no significa que la moto que haya que venderle sea algo genérico y poco acertado como «este verano hay que trabajar la escritura, que la letra la tienes fatal». ¿Has dicho algo parecido alguna vez? Lo siento, pero es un error este planteamiento.

Evidentemente hay que adaptar la situación a cada edad pero creo que estarás de acuerdo conmigo en que presentarlo de la siguiente forma, se «vende» mucho mejor. «Mira, como sabes que la letra la tienes que mejorar y ahora en verano vamos a tener tiempo, he planificado una serie de actividades que nos llevarán un poco más de media hora todos los días y que vamos a hacer juntos tempranito después de desayunar para celebrar luego como vas mejorando cada día. Además, tengo ya previstos los premios sorpresas por las actividades extra que te voy a preparar ¿ok? Sé que no te gusta y te cuesta pero verás cómo lo vas a hacer sin darte ni cuenta y pasándonoslo bien.

La verdad es que podría estar escribiendo horas sobre este tema porque hay mucho que se puede hacer para pasar un buen verano en estos casos pero  creo que estos son los 6 consejos fundamentales que necesitas conocer para superar con éxito el TDAH en verano. Son pocos, sencillos y muy claros ¿Los vas a seguir? No te arrepentirás. Espero tus noticias y experiencias tras implementarlos

Comments

comments

Cristi Cárdenas
[email protected]

Responsable de comunicación del Instituto Andaluz de Neurología Pediátrica. La comunicación es la base de todo. Mi labor es difundir la máxima información posible sobre neurología infantil y ayudar a todo el que lo necesite

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.