memoria infantil

Memoria infantil ¿Qué recordamos de cuando éramos pequeños?

¿Recuerdas con claridad tus primeros años de vida? Seguro que no. yo solo tengo algunos fogonazos de imágenes y situaciones antes de los seis años. Es posible que tengas algunas pinceladas de situaciones y momentos concretos pero la memoria infantil es muy selectiva y sensible. Si quieres dejar una huella positiva en la memoria de tu hijo, ten en cuenta estos consejos que puedes poner en marcha hoy mismo 

1. Cómo funciona la memoria infantil ¿Qué diferencias tiene respecto a la memoria de los adultos?

La memoria infantil no es muy diferente de la memoria de los adultos en términos generales. A pesar de ello, hay una serie de factores que juegan un papel crucial en ella. Son los relacionados con el proceso de desarrollo neurológico infantil o más conocido como neurodesarrollo

El mejor ejemplo que podemos poner es el de la inteligencia artificial. La AI se ha convertido en algo habitual en los hogares y ahora tenemos a Siri, Alexa y otros asistentes virtuales como el de Google. 

Todos ellos necesitan “aprender” poco a poco las características de las personas con las que se relacionan para optimizar los procesos de información y adaptarse a sus gustos y necesidades. 

El desarrollo de la memoria infantil es algo parecido a la inteligencia artificial pero infinitamente más complejo. Hay una serie de circunstancias que intervienen en este proceso y que debemos tener en cuenta:

  • Sistema Nervioso inmaduro: El cerebro de un niño es como un libro por escribir en el que solo tenemos las instrucciones. Hace falta mucho tiempo y trabajo para conseguir sacar ideas claras. 
  • Conexiones neuronales en desarrollo a nivel cerebral: Las neuronas se desarrollan estableciendo conexiones como las raíces de los árboles. Cuantas más haya, mejor al inicio. Luego, lo que da mejor resultado es que permanezcan las que mejor resultado dan.
  • Escasa capacidad de autocontrol: Los niños pequeños no cuentan con una adecuada autoregulación consciente de sus reflejos y respuestas. Aparecen reacciones semiautomáticas a los estímulos externos y las necesidades fisiológicas que deben ir madurando y desapareciendo progresivamente
  • Dependencia del entorno y otras personas: La influencia del ambiente que nos rodea, es la que modula las instrucciones que llevamos de forma innata en nuestros genes. 

A diferencia de los sistemas de regulación neuronal de los niños, los adultos cuentan con sistemas ampliamente desarrollados. Aún así, nuestro cerebro mantiene una renovación de células permanente que le hace seguir en constante cambio hasta que envejecemos.

Todos estos factores son primordiales a la hora de entender el funcionamiento de la memoria de los niños, como se asientan los recuerdos en la infancia y los factores que afectan a nuestros recuerdos futuros. 

2. ¿Qué vinculación tiene la memoria con las emociones? ¿Por qué la mayoría de los recuerdos potentes están vinculados a una emoción?

Hay diferentes tipos de memoria por decirlo así. Tenemos la memoria a corto plazo y la memoria a largo plazo.

La memoria a corto plazo, también puede equipararse a la memoria de trabajo o atención sostenida. Es lo que le falla a Dori, el pez azul de la conocida película “Buscando a Nemo”

Nos permite retener información en nuestro cerebro durante un corto periodo de tiempo para usarla. un número de teléfono hasta que lo apuntamos, la que me tengo que llevar en una cuenta para el siguiente cálculo… Sería como la memoria RAM de un ordenador y permite poder actuar con fluidez y agilidad mental

En ella hay una influencia muy importante de las emociones y precisamente por eso, es conocida la frase de “para enseñar, hay que motivar”. Depende, entre otro, de la dopamina

La dopamina es una sustancia de nuestro cerebro que, entre otras funciones, ayuda a potenciar nuestra sensación de bienestar. Todo lo que nos aumente la dopamina, no hace sentirnos mejor. Son ejemplos la comida, el amor… o las drogas por ejemplo. En ocasiones, conlleva conductas impulsivas o adictivas. Lo más importante es que mejora el rendimiento mental.

Además de la memoria a corto plazo, la dopamina nos ayuda a potenciar otros aspectos fundamentales de las funciones ejecutivas de nuestro sistema nervioso como son la atención selectiva o el tiempo de respuesta entre otros

3. ¿Qué recordamos de nuestra infancia?

Recordamos las cosas que más nos han marcado. A veces se trata de hechos concretos. En otras ocasiones son hábitos, sentimientos o formas de actuar ante determinadas circunstancias. 

Esa memoria infantil se centra en aspectos que han llevado aparejado un importante componente emocional, ya sea positivo, o negativo. Lo que nos resulta útil para nuestro aprendizaje vital y nos aporta un plus a lo que vivimos en el día a día.

El probable que los principales recuerdos de la infancia se asocien a aspectos emocionales que han hecho cambiar de forma brusca e intensa nuestros niveles de dopamina a nivel cerebral. 

Yo guardo algunos pocos recuerdos muy claros de mi infancia. Uno de ellos son algunos de los divertidos ratos que pasaba jugando con una pequeña moto de juguete que me regalaron de muy pequeño. Otro es la sensación de vergüenza cuando me hablaban los maestros en la guardería cuando empecé a ir. Estamos hablando de 3-4 años. Pocos más hay antes de los 6.

A pesar de ello, la neurobiología del sistema nervioso humano supera cualquier ficción y a cualquier dispositivo de inteligencia emocional que podamos imaginar. Por lo tanto, son aún muchas las incógnitas a este respecto que nos quedan por descubrir

4. ¿Existe una edad para el recuerdo? ¿A partir de qué edad recordamos más cosas?

Respuesta corta pero clara. No hay edad concreta para el recuerdo. 

Partiendo de esta base, sí que podemos decir que entre los 3 y los 6 años van madurando las áreas cerebrales encargadas de regular las funciones ejecutivas. Esto hace que desde entonces, la cantidad de información que somos capaces de recordar vaya aumentando e forma progresiva.

El factor fundamental será el nivel de funcionamiento de varios procesos cognitivos:

  • Atención selectiva
  • Velocidad de procesamiento
  • Atención sostenida
  • Capacidad de autocontrol de los impulsos
  • Control del movimiento

Muchos de estos procesos, están muy relacionados en la especie humana, con nuestra capacidad de supervivencia. Un mayor desarrollo de ellos, aporta a nuestra especie una ventaja competitiva frente a otras y nos han permitido alcanzar las cotas de desarrollo de nuestra sociedad actual

5. ¿Cómo podemos contribuir los padres a enriquecer los recuerdos de su infancia de nuestros hijos?

Hay una serie de recomendaciones que debes tener en cuenta si quieres ayudar a tu hijo a potenciar los recuerdos positivos de su infancia. Te cuento los tres principales

  • Alimentación
    • Una alimentación saludable es uno de los pilares más importantes para favorecer un adecuado desarrollo neurológico infantil durante los primeros años. 
    • Unos aportes suficientes de los diferentes macronutirentes y micronutrientes permite un adecuado desarrollo físico y funcional
    • Las vitaminas, los minerales y los oligoelementos son partícipes de múltiples procesos metabólicos que sustentan el funcionamiento y evolución del sistema nervioso. 
  • Ejercicio físico:
    • La actividad física debe estar incluida en la rutina de todos los niños desde su infancia. 
    • Los efectos metabólicos de la actividad deportiva han demostrado científicamente los beneficios para la salud física y mental así como el desarrollo cognitivo, social y emocional de los niños.  
  • Emociones compartidas:
    • Los padres tienen que compartir tiempo, espacio, juegos, actividades e intereses con sus hijos
    • No es aceptable el uso de pantallas electrónicas por parte de niños pequeños
    • El vínculo padres-hijos sustenta una relación que ha demostrado favorecer el desarrollo infantil.

6. ¿La memoria nace o se hace? ¿Es posible entrenar la memoria? ¿Qué ejercicios son los más indicados para los niños y cuáles para los adultos?

Según todo lo que hemos explicado, puedes entender que la memoria se va desarrollando de forma paralela al resto de capacidades de nuestro sistema nervioso. Por lo tanto, se hace. 

Del mismo modo, podemos establecer estrategias para potenciar ese desarrollo hasta el máximo posible de las capacidades de cada niño. Por lo tanto, se puede entrenar. 

En lo referente a los ejercicios para entrenar la memoria, aunque hay diferentes variantes en función de la edad, todos siguen un patrón similar. 

El punto de partida se centra en combinar actividades tradicionales con actividades realizadas con dispositivos electrónicos. El objetivo de usar ambos métodos de forma conjunta es potenciar al máximo los resultados al trabajarlos desde diferentes puntos de vista y estrategias

Para ello, las nuevas tecnologías nos han aportado muchas herramientas de gran caldad y que además, resultan muy atractivas. Desde la realidad virtual hasta la inteligencia artificial pasando por la tecnología 3D e incluso los hologramas, se están usando con estos objetivos tanto en niños como en adultos

7. Todos los recuerdos no son agradables. ¿Qué hacer cuando un suceso traumático se nos graba en la memoria?

El cerebro humano es muy selectivo con los temas que almacena en la memoria y la forma en que lo hace. De forma general, tiende a evitar los recuerdos negativos o poco agradables. A pesar de ello, esto no ocurre al 100% porque también son útiles para nuestro aprendizaje y desarrollo. 

En principio, hay procesos que no resultan agradables y que nuestro cerebro proceso habitualmente. Algunos ejemplos conocidos son la pérdida de alguien querido o las rupturas de pareja. 

Se producen una serie de procesos que van desarrollando el camino normal hasta la superación de ese proceso de “duelo”. En cambio, hay situaciones en las que ese “duelo” se hace patológico, ya sea en duración o en intensidad. 

Incluso se define claramente el Trastorno por Estrés Postraumático, que no solo ocurre en hechos extremos y excepcionales como las guerras sino también en otros como el maltrato, el abandono…

En las situaciones en las que los procesos se alteran, es necesario contar con la ayuda de profesionales experimentados. En algunas ocasiones es suficiente con una terapia psicológica mientras en casos extremos, se hace necesario también el tratamiento farmacológico. 

La clave está en actuar según la intensidad y frecuencia del hecho y las repercusiones que produce en la vida del que lo sufre

En resumen

  • La memoria infantil es muy selectiva y sensible
  • El desarrollo de la memoria infantil es algo parecido a la inteligencia artificial pero infinitamente más complejo
  • La memoria a corto plazo, es lo que le falla a Dori, el pez azul de la conocida película “Buscando a Nemo”
  • Recordamos las cosas que más nos han marcado.
  • entre los 3 y los 6 años van madurando las áreas cerebrales encargadas de regular las funciones ejecutivas
  • Alimentación, ejercicio y vínculo emocional con los seres queridos son tres factores muy importantes para el desarrollo infantil
  • La memoria se hace, se entrena y las nuevas tecnologías nos permiten muchas opciones de desarrollo al respecto

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para despejar tus dudas

Si te ha gustado ¡Compártelo!

Comments

comments

Tags:
Manuel Antonio Fernández Fernández
[email protected]

Director del Instituto Andaluz de Neurólogia Pediatrica | Ayudo a chicos con problemas neurológicos a desarrollar todo su potencial para alcanzar una vida plena y completamente satisfactoria.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.