Confinamiento por coronavirus en niños

Confinamiento por coronavirus en niños. Repercusiones físicas y en el desarrollo. Claves para prevenir y solucionar

¿Tienes idea de las consecuencias físicas que puede tener para un niño permanecer un mes encerrado en casa? 

Cambios de ritmo de sueño, sedentarismo, hábitos alimentarios desajustados, falta de luz por la escasa exposición solar, uso continuado de dispositivos electrónicos… 

Todo esto y mucho más lo iremos analizando en los siguientes apartados donde vamos a repasar las posibles repercusiones físicas del confinamiento por coronavirus en niños

Trastornos del sueño infantil y cambio de hábitos

Antes de todo esto ya había trastornos del sueño. ¿Sabías que uno de cada tres niños tiene problemas del sueño y que en la mayoría de los casos se trata de insomnio?

Los trastornos del sueño como el insomnio infantil están muy relacionado con problemas en los hábitos de sueño, por lo tanto, es fundamental evitar que se alteren durante este periodo.

Las consecuencias de los trastornos del sueño que pueden aparecer durante la cuarentena

Dormir mal, poco o cambiar el ritmo de sueño puede provocar cansancio, somnolencia, irritabilidad y cambios de carácter en los niños pero algo que es menos conocido, es que los trastornos del sueño infantil pueden afectar al crecimiento y al desarrollo

Esto se debe a que por la noche, durante el sueño, se desarrollan una serie de procesos metabólicos de nuestro organismo y nuestro cerebro que regulan el aprendizaje, el desarrollo cognitivo y el crecimiento. 

¿Cómo se evita alterar los ritmos de sueño durante el confinamiento?

Es fundamental mantener un horario estable y unas horas de sueño constantes cada día. 

Esto no quiere decir que tengas que despertar a tu hijo todos los días a la misma hora, sino que seas constante en el horario aproximado de despertar y dormir, duerma las horas que necesita y no acabe con el sueño completamente invertido.

Trastornos de la alimentación y pérdida de horarios

La alimentación infantil es otro de los aspectos a controlar de forma cercana durante el confinamiento. 

Estos días, tu hijo va a pasar 24h en casa y, como tu, se va aburrir en muchos momentos. Ese aburrimiento le llevará a buscar algo que le permita sentirse mejor y con demasiada frecuencia será la comida

No es una cuestión solo de la cantidad de comida, sino de cuidar la calidad de la alimentación infantil. 

Debes evitar que ingiera continuamente hidratos de carbono y azúcares como batidos, dulces, cereales chocolateados, pan blanco, chucherías y bollería industrial. 

Obesidad, Sedentarismo y parón del crecimiento

Si unimos las dos consecuencias anteriores, el resultado está claro. Comer mucho y mal, tener un sueño de poca calidad y hacer poco ejercicio son los tres pilares de la obesidad infantil.

No te lo comenté en el apartado anterior porque quería reservarlo para este. Los trastornos del sueño infantil se asocian a unos mayores niveles de obesidad. Así que ya sabes, otro motivo para preocuparte porque tu hijo duerma bien.

En relación al ejercicio, probablemente sea uno de los puntos más difíciles a cuidar. Cuando estás encerrado en casa, lo mayor limitación es el espacio. 

No pueden correr, apenas si pueden saltar y lo máximo que pueden hacer es andar, algo que la mayoría de los niños odian profundamente

¿Cuál es el problema que provoca el sedentarismo sobre el crecimiento?

Que uno de los factores más relacionados con el crecimiento es el efecto mecánico que la actividad física que suelen realizar los niños provoca sobre los cartílagos de crecimiento de los huesos. 

Los niños suelen correr y saltar continuamente y la presión brusca e intermitente que esto provoca sobre esas líneas de crecimiento de los huesos es un gran estímulo para la fabricación de más células y con ello, del crecimiento. Si no lo hacen, ese crecimiento se frena parcialmente

¿Que hago para evitarlo?

Dedica tiempo a jugar con tu hijo a la antigua usanza. Sí, haciendo el “cafre”. 

Proponle juegos en los que tengáis que correr, perseguidos, saltar y pone retos a alcanzar.

Hoy en día, la mayoría de los teléfonos móviles cuentan con aplicaciones que permiten medir la movilidad, los pasos… búscala en el tuyo, poned un objetivo y empezad a jugar

De lo contrario, además perderá mucha masa muscular y aumentará su riesgo de esguinces y problemas de coordinación tras la cuarentena. ¿A qué no quieres tenerlo otras dos semanas en casa por un esguince cuando acabe todo?

Escasa exposición solar, menos vitamina D y cuidado con los huesos

Aunque sólo la conozcas por esto, la vitamina D sirve para muchas cosas en nuestro organismos. 

Volviendo al tema de los huesos, la vitamina D es fundamental para un buen desarrollo óseo y la mineralización

Además, su déficit es uno de los más frecuentes y menos detectados entre niños y adultos en nuestro país. 

Como la luz solar es necesaria para que nuestro cuerpo pueda metabolizar correctamente la Vitamina D, la cuarentena por coronavirus puede afectar a este proceso. 

No dejes que tu hijo pase todo el día en su cuarto, encerrado hasta las oreja y además, con la persiana bajada. 

Busca ratos para exponerlo a la luz, con poca ropa para que le llegue a cuanta más superficie corporal mejor e incluso sácalo al balcón o la ventana en momentos de más intensidad solar, con cuidado claro 

Uso continuo de pantallas electrónicas y cambios de conducta

Yo no te voy a prohibir que le dejes a tu hijo usar el móvil ni la consola. Todo lo contrario.

Te recomiendo que acuerdes con él un horario de juego con la consola para que pueda desconectar de la realidad que estamos viviendo y libere su mente de preocupaciones y agobios. 

Aún más, juega con él y habla con los padres de sus amigos y compañeros para organizar partidas on line grupales en las que también participes. 

Puedes crear grupos y competir padres contra hijos. Además de daros una paliza, seguro que esto te sirve para el futuro. Sabrás a qué juega, con quien lo hace y podrás mejorar tu comunicación con él. 

No lo dudes, propónselo y ya verás como le rompes los esquemas

En resumen

  • Sueño. Mantén una rutina estable
  • Alimentación. No la descuides
  • Ejercicio. Busca formas de hacerlo
  • Luz solar. No te conviertas en un vampiro
  • Pantallas electrónicas. Úsalas de forma provechosa y responsable

Recuerda

  • Comparte estos consejos en tus grupos de facebook y WhatsApp, tus amigos te lo agradecerán

Comments

comments

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para solucionar tus dudas

El mejor libro sobre TDAH para padres

Formación On Line en TDAH para padres

Si necesitas más información y quieres resolver tus dudas

Acaba con las fobias y la ansiedad con realidad virtual

Categorías

Estamos en MADRESFERA