Confinamiento por coronavirus en niños con Autismo o TDAH

El decreto del gobierno se ha olvidado de los discapacitados, los niños con trastornos del desarrollo y problemas cognitivos

¿Qué pasa con el confinamiento por coronavirus en niños con Autismo o TDAH?

Mientras el presidente del gobierno Pedro Sánchez daba los detalles sobre las restricciones establecidas como consecuencia del estado de alarma decretado contra la pandemia por coronavirus, a muchos de nosotros nos llamó la atención que las peluquerías y las tintorerías pudieran abrir con normalidad ¿verdad?

El problema es que algo sobre lo que casi nadie se percató es que en ningún párrafo del decreto se hace referencia a las condiciones particulares de las personas con discapacidad y los niños discapacitados. Tampoco con TDAH, Autismo ni otros problemas neurológicos infantiles.

Es verdad que Sánchez aclaró que las personas dedicadas al cuidado de menores, personas mayores o con discapacidad, podrían acudir a su puesto de trabajo pero ¿qué hacemos con los niños con problemas que necesitan terapia o para los que no poder salir a la calle se convierte en un auténtico infierno?

¿Qué situaciones son las más problemáticas? ¿Qué niños vana  sufrir de forma más importante el confinamiento por coronavirus?

¿Te imaginas a un niño hiperactivo sin poder salir de casa? Párate por un momento a pensar en cómo reacciona un niño autista a todos estos cambios bruscos en su rutina.

Como siempre, los que más sufren este tipo de situaciones son los más débiles. En este caso, los niños con problemas neurológicos y sus familias se pueden convertir en los grandes damnificados invisibles del confinamiento por coronavirus

Los niños con Hiperactividad son incapaces de controlar su movimiento. Los niños con TDAH de tipo hiperactivo necesitan moverse su cuerpo no les permite parar. Obligarles a pasar más de dos semanas sin poner un pie en la calle puede convertirse en una auténtica tortura para ellos y un calvario para sus familias

Un niño con autismo, no soporta los cambios de hábitos y mucho menos si son bruscos. Se agobian con mucha facilidad y tienen problemas para soportar estímulos de diferente tipo. Ponerse una mascarilla, dejar de acudir a terapia o quedarse recluido en casa puede suponer un retroceso importante en su desarrollo, especialmente si no puede acudir a sus sesiones habituales

No quiero ni pensar lo que estará suponiendo esta situación para las familias de niños con trastornos de conducta donde la impulsividad y la agresividad son la norma las 24 horas del dia. No pueden ir a la escuela, no podrán ir a terapia, que normalmente es de grupo y el día se convertirá en 24h de terror. 

¿Y cómo reaccionan los padres ante estas situaciones?

Los padres de niños con problemas neurológico como trastornos del desarrollo del tipo del TDAH, los TEA o los trastornos de conducta son unos auténticos héroes en su día a día pero también son humanos.

La llegada casi sin previo aviso de una situación de este calibre siempre coge desprevenido a todo el mundo y en estas familias, la sobrecarga ya es enorme a nivel basal. Un contratiempo como este puede ser la puntilla que rompa el complejo equilibrio que suelen mantener en el hogar.

Muchos padres están desesperados buscando ayuda para sobrellevar la situación e intentar establecer una cierta rutina a la vez que mantienen sus obligaciones laborales y sospechan las dificultades económicas que pueden aparecer. 

La mayoría de las familias suelen contar con la ayuda de los abuelos y ahora, tampoco ellos pueden echarles un cable. Está empezando a ponerse a prueba las redes de apoyo y la responsabilidad social de toda la comunidad. 

¿Que pueden hacer los padres para ayudar a sus hijos?

Lo mejor que pueden hacer los padres de los niños con trastornos del desarrollo, problemas de conducta y dificultades de aprendizaje es preparar cuanto antes un plan de contingencia para las próximas dos semanas ¿Cómo? 

La clave fundamental es, a pesar de todo, intentar mantener la rutina de una forma lo más normalizada posible. Para que te resulte lo más fácil posible, te dejo una serie de recomendaciones

  1. Establecer una hora definida para despertar y mantenerla a diario. Es fundamental para mantener una adecuada organización y percepción espaciotemporal
  2. Empezar la mañana con un desayuno saludable y algunas actividades en familia que incluyan movimiento para activarse de una forma positiva. La alimentación y la actividad física permiten mejorar el ánimo y evitar las tendencias sedentaristas que aparecen en estas situaciones
  3. Crear un planing de actividades diarias para toda la familia y una distribución de obligaciones para cada miembros en función de sus posibilidades de colaboración para ayudar a que toda la familia tenga objetivos claros y actividades en común.
  4. Evitar el uso continuado de dispositivos electrónicos y especialmente, seguir constantemente las actualizaciones de noticias sobre coronavirus. Esto genera un gran estrés y además dificulta mantener el ánimo y el buen humor
  5. Conversar con los niños para conocer su conocimiento y percepción de la situación de primera mano. No suelen hablar de las cosas que les preocupan y muchas veces sacan conclusiones equivocadas de lo que viven a su alrededor
  6. Mantener actividad educativa organizada siguiendo las recomendaciones de las autoridades educativas. Se están implementando medidas de educación en casa a través de diferentes entidades oficiales gracias a las nuevas tecnologías. Es importante evitar que este confinamiento repercuta negativamente en el aprendizaje de estos chicos
  7. Asignar periodos del día a desarrollar actividades de ocio y diversión elegidas por los hijos e implicarse en ellas. De esta forma se potencia la diversión y la desconexión de las obligaciones
  8. Desarrollar actividades y juegos que permitan a los niños liberar energía aunque no puedan salir de casa. 
  9. Muchos chicos con problemas de desarrollo tienen gustos muy definidos y para ellos puede resultar entretenido hacer maratones de esas actividades. Puede tratarse de ver películas, series o documentales, desarrollar concursos de montaje de lego, campeonatos de juegos on line… todo esto siempre con moderación, evidentemente.
  10. Las herramientas tecnológicas actuales también pueden ser de ayuda. Hay dispositivos de realidad virtual que permiten desarrollar actividades de relajación e incluso mindfullness que en situaciones como esta, pueden ser de ayuda
  11. Mantener unos hábitos de sueño estables tanto en horario como en duración. Con menos actividad física, es probable que les cueste dormir y esto se una a los trastornos del sueño que presentan habitualmente estos chicos. Un suplemento de Melatonina puede ayudar en estos casos

En resumen

  • Confinamiento por coronavirus en niños con Autismo o TDAH es un auténtico reto
  • El gobierno se ha acordado de los perros y las peluquerías pero se ha ovlidado de los niños con problemas y los discapacitados
  • Los padres se enfrentan a días y semanas muy duros
  • Ponte manos a la obra para controlar la situación antes de que se te vaya de las manos

Recuerda

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para despejar tus dudas

Si te ha gustado ¡Compártelo!

Comments

comments

Manuel Antonio Fernández Fernández
[email protected]

Director del Instituto Andaluz de Neurólogia Pediatrica | Ayudo a chicos con problemas neurológicos a desarrollar todo su potencial para alcanzar una vida plena y completamente satisfactoria.

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.