tdah genetica

TDAH y genética: me siento identificado con mi hijo

El TDAH y la genética van de la mano. Son muchas las ocasiones en las que en consulta me dicen: «Me siento identificado con mi hijo». El TDAH es un trastorno del neurodesarrollo con una clara predisposición genética que se hereda en el 75 u 80% de los casos. Esto supone que si tu hijo tiene TDAH, tiene un 70% de probabilidades de que alguien más lo tenga dentro de la familia directa y un 50% de probabilidades de que lo tengáis su padre o su madre.

Como podrás suponer, debe haber alguna forma de poder analizar esta situación. De este modo, poder conocer los factores genéticos que cada persona tiene asociados al TDAH así como el riesgo de su desarrollo.  En este post te voy a contar lo que te pueden aportar los estudios genéticos al diagnóstico del TDAH. Además, comentaremos las opciones que tienes si estás interesada en realizarle estas pruebas a tu hijo, o a alguno de vosotros. 

Estudios genéticos para el tdah

Cuando hablamos de genética del TDAH, no nos encontramos un patrón de herencia sencillo y tradicional. La forma de transmisión del TDAH es como una predisposición. Para que me entiendas bien, se trata de una situación parecida a la que se da en las familias con migraña

Dentro de una familia migrañosa puede haber miembros que padezcan dolores de cabeza y otros que no. Entre los que lo tienen, unos dolores son más fuertes, más frecuentes y generan más problemas, mientras que otros no. Hay quien tiene episodios de jaquecas intensas cada dos por tres, mientras otro solo sufre algún dolor de cabeza suave cada 2 meses. 

Pasa lo mismo en el TDAH. Puedes encontrar un chico con hiperactividad y otro con déficit de atención exclusivamente, incluso siendo hermanos. Además, puede haber un padre con síntomas intensos y un hijo con síntomas leves o al revés. 

Esto se debe a que son múltiples los genes responsables del proceso madurativo y el funcionamiento de las diferentes áreas cerebrales implicadas en el desarrollo del TDAH.

Aspectos a tener en cuenta sobre estudios genéticos

Una vez tenemos claro todo lo anterior, existen dos aspectos importantes a tener en cuenta:

Primero. Los estudios genéticos para el diagnóstico del TDAH dan información sobre el porcentaje de riesgo que tu hijo presenta debido exclusivamente a marcadores genéticos. Este porcentaje puede variar de forma proporcional a su nivel de intensidad y de gravedad y el resultado debe valorarse cuantitativamente, no sólo de forma cualitativa. Por otro lado, es importante tener claro que dado que hoy en día aún se está estudiando este área, la existencia de un resultado positivo permite confirmar el diagnóstico pero por lo contrario, no permite descartarlo.

Segundo. El TDAH asocia con frecuencia problemas añadidos conocidos como comorbilidades. De ellos, el más frecuente es el trastorno de conducta y uno de los más graves aunque mucho menos frecuente, es el trastorno por abuso de sustancias. Los estudios genéticos disponibles hoy en día permiten analizar el perfil de riesgo genético de ambos cuadros con la finalidad de poder establecer medidas orientadas a su prevención.

¿Te gustaría averiguar por qué tu hijo tiene problemas?

Descubre ahora mis guías gratuitas para despejar tus dudas

Comments

comments

Cristi Cárdenas
[email protected]

Responsable de comunicación del Instituto Andaluz de Neurología Pediátrica. La comunicación es la base de todo. Mi labor es difundir la máxima información posible sobre neurología infantil y ayudar a todo el que lo necesite

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.