Lateralidad Cruzada ¿Verdadero enemigo?

Lateralidad Cruzada ¿Verdadero enemigo?

Lateralidad Cruzada ¿Verdadero enemigo?

De manos de una oftalmóloga experta en TDAH te traigo de una vez por todas la realidad sobre los mitos de la Lateralidad cruzada. ¿Enemigo?

Para qué decir más. Os dejo directamente con ella, María Dolores Morillo y le agradezco la colaboración.

Un saludo para empezar

Dado que esta es mi primera colaboración en elneuropediatra.es, te voy a hacer un breve resumen sobre mí

Soy médico Especialista en Oftalmología, trabajo habitualmente con niños y en no pocas ocasiones los pediatras me los derivan porque han empezado a rendir mal en el colegio o porque les cuesta hacer las tareas por la tarde. Además, en los últimos años y por una serie de casualidades, he tenido contacto con el mundo del TDAH llegando incluso a formarme como Experto en Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad en la Universidad de Alcalá de Henares.

¿Por qué hablo de oftalmología en un blog sobre neuropediatría?

Fácil, déjame que te lo aclare. En no pocos casos existe algún defecto visual que complica el desempeño de estos niños, puede ser un microestrabismo, una insuficiencia de convergencia o un defecto refractivo. No obstante me gusta recordar una frase que uno de mis profesores me dijo en varias ocasiones y que siempre me ayuda a explicar algunas cosas a los padres “una persona puede tener un paraguas y un sombrero”, es perfectamente posible tener hipermetropía, insuficiencia de convergencia y un TDAH.

Hoy quiero acercarte a un concepto que cada vez se oye más y que es bastante farragoso, la famosa lateralidad cruzada. Bajo la sombra de este término se han ido creando un sinfín de explicaciones y supuestas terapias para múltiples situaciones que dificultan el día a día de niños e incluso adultos, la lateralidad cruzada parece ser el villano causante del estrabismo, ciertos defectos refractivos, contracturas musculares, dificultades en psicomotricidad y, por descontado, dificultades de atención e hiperactividad (no TDAH, para los defensores de estas teorías no existe).

Para entender con facilidad la lateralidad cruzada vamos a repasar algunos conceptos

  • Hemisferios cerebrales

Imaginemos una nuez sin su cáscara, la estamos mirando desde arriba, tiene dos partes simétricas y una pequeña hendidura que las separa. Perfecto, ya tenemos un esquema del cerebro humano, cada una de las mitades de la nuez es un hemisferio cerebral y la hendidura la línea media. Además, si nos miramos frente a un espejo, es fácil identificar que estamos formados por dos partes simétricas. En este punto ya se puede intuir que el cuerpo está formado por dos partes simétricas en casi todo salvo en algunos órganos internos como el corazón o el estómago.

  • Sistema nervioso central y Nervios periféricos

Todos los movimientos que realizamos, las sensaciones de frío y calor, el dolor, las acciones involuntarias como la digestión o la filtración de la sangre en los riñones dependen de la información que entra y sale de nuestro cerebro, que funciona a modo de superordenador.

El cerebro recibe y envía la información a través de un gran manojo de cables alojados en la columna que forman la médula espinal.

Este manojo de cables se forma a partir de cables más finos que entran y salen para llegar a todos los órganos y sistemas, los nervios periféricos. Cada uno de los nervios periféricos están formados por cientos de fibras que van empaquetadas juntas, como un cable eléctrico.

  • Decusación. Ahora vamos a ver cómo se gestiona la información en el cerebro.

 

[sociallocker]

En general cada una de las mitades del cerebro controla a la mitad contraria del cuerpo, esto ocurre para el movimiento de las extremidades (brazos y piernas) o para algunas percepciones como el dolor y la sensación de frío o calor. Además en el cerebro diferentes funciones se reparten de delante a atrás.

 La decusación neurológica es el fenómeno por el que los nervios periféricos de una parte del cuerpo de cruzan cuando se incorporan a la médula espinal para llevar la información a la otra mitad del cerebro. 

Sin embargo, a lo largo de la evolución, algunas funciones muy importantes para la vida han complicado un poco este sistema de decusación. Una de estas funciones es la visión.

En primer lugar la información que viene de los nervios oculares no tiene que pasar por la médula espinal, sino que entra directamente en el cerebro. Además, los nervios oculares se cruzan en una estructura llamada quiasma, pero la decusación de las fibras no es completa, de cada ojo aproximadamente dos terceras partes de las fibras van al hemisferio cerebral del mismo lado y solo una tercera al contrario.

[/sociallocker]

 

  • Mácula y periferia

Vamos a conocer ahora algunos detalles de la retina que nos van a resultar muy interesantes. La retina es la capa más “noble” del ojo, está formada por células nerviosas que se organizan en capas y que filtran, ordenan y transmiten al cerebro la información de lo que estamos viendo.

La mácula es la zona de mayor definición de la retina, el área capaz de distinguir detalles finos necesarios para leer, reconocer rostros o colorear un dibujo por dentro de las líneas. El resto de la retina no es capaz de transmitir datos tan precisos, pero a cambio, puede distinguir rápidamente cuando algo que nos interesa entra en nuestro campo visual: el autobús que se acerca, un balón a punto de entrar por la escuadra…

Bien, sé que es mucha información, ya solo quedan un par de datos y todo empezará a tomar sentido.

  • Movimientos oculares conjugados y dominancia ocular

A los padres de mis pacientes con estrabismo siempre les digo que los ojos no están unidos por una cuerda que los haga moverse a la par, no son como ruedas de un coche unidas por un eje. Los ojos pueden moverse de modo completamente independiente, muchas especies lo hacen, por ejemplo los camaleones.

Lo que hace que nuestros ojos se coordinen es la fijación, cuando queremos ver algo con detalle la mácula de uno de nuestros ojos se centra en ese objeto, y con milésimas de segundo de diferencia la mácula del segundo ojo hace los mismo. Ese primer ojo es el ojo dominante.

Bueno, aquí tienes bastante información, repásala y en el próximo artículo te ayudaré a entender porque el concepto de lateralidad cruzada resulta incompleto y no explica las dificultades que estás ayudando a tu hijo a superar en el TDAH ni en ningún otro trastorno.

Recuerda

  • Si te ha parecido interesante
    • Dale a Me gusta
    • Compártelo con quien lo necesite en en Facebook, Twitter, Google, linkedin, Instagram…
  • Si además quieres tener consulta conmigo puedes hacerlo:

Suscríbete para recibir todos mis artículos

* Campos necesarios

Ver artículos anteriores

Powered by MailChimp

Artículos relacionados

Si te ha gustado ¡Compártelo!

Comments

comments

Manuel Antonio Fernández Fernández
elneuropediatra@gmail.com

Quiero ayudarte a Convertirte en Especialista en la Salud de los Que Más Quieres

No hay comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

8683

¿Necesitas ayuda con tu hijo?

Descubre qué pasa y qué hacer para solucionarlo

¿Tienes problemas de epilepsia, dolor de cabeza o problemas de sueño?

*El Neuropediatra te informa que los datos de carácter personal que nos proporcionas rellenando este formulario, serán tratados por Manuel Antonio Fernández, como responsable de la web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte mis publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas están ubicados en los servidores de Mailchimp, mi proveedor de email marketing, a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU Privacy Shield. Puedes ver la política de privacidad de Mailchimp aquí.

El hecho de no facilitarme los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorias hará que no pueda atender tu solicitud.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, portabilidad o supresión en recepcionista@elneuropediatra.com. Puedes consultar la información detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

8686

¿Necesitas ayuda con tu hijo?

Descubre qué pasa y qué hacer para solucionarlo

¿Tienes problemas de conducta y/o aprendizaje?

*El Neuropediatra te informa que los datos de carácter personal que nos proporcionas rellenando este formulario, serán tratados por Manuel Antonio Fernández, como responsable de la web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte mis publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas están ubicados en los servidores de Mailchimp, mi proveedor de email marketing, a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU Privacy Shield. Puedes ver la política de privacidad de Mailchimp aquí.

El hecho de no facilitarme los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorias hará que no pueda atender tu solicitud.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, portabilidad o supresión en recepcionista@elneuropediatra.com. Puedes consultar la información detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.

8680

¿Necesitas ayuda con tu hijo?

Descubre qué pasa y qué hacer para solucionarlo

¿Tienes problemas de maduración y/o desarrollo?

*El Neuropediatra te informa que los datos de carácter personal que nos proporcionas rellenando este formulario, serán tratados por Manuel Antonio Fernández, como responsable de la web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para enviarte mis publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas están ubicados en los servidores de Mailchimp, mi proveedor de email marketing, a través de su empresa The Rocket Science Group LLC, ubicada en EEUU y acogida al EU Privacy Shield. Puedes ver la política de privacidad de Mailchimp aquí.

El hecho de no facilitarme los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorias hará que no pueda atender tu solicitud.

Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, portabilidad o supresión en recepcionista@elneuropediatra.com. Puedes consultar la información detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.